"Como las olas en el mar, que se repiten según el ritmo del océano y el viento, el retorno eterno es más que la promesa de que todo tiempo se reitera. Es el ciclo dialéctico de la naturaleza, con sus propios puntos de repetición, que la vuelven distintiva en su vaivén pero similar en sus formas".
La nueva línea curatoria del TTU buscará darle un giro a la noción tradicional que tenemos de tecnologías, para asociarlo a algo cercano a la identidad, lo cultural y lo natural. © Archivo TTU.

Una vez más, el colectivo Toda la Teoría del Universo celebra la 5ta versión del Festival Latinoamericano de Artes y Tecnologías. La línea curatorial que se plantea en esta edición es el «Eterno Retorno», invitando a reflexionar sobre el tiempo cíclico de las cosas, la vida y la naturaleza. «Después de haber pasado por la línea curatorial de futurologías latinoamericanas, de haberlo reflexionado que podía pasar con nuestros territorios, el medio ambiente, la sociedad, las políticas, incluso con ficciones como habitar otros espacios como el planeta Marte, llegamos a un alto. ¿Qué viene después de eso? Así como el cosmos se mueve en un ciclo constante de un ir y volver, de un “no tiempo”, pensamos en la idea del eterno retorno», sostiene Susana Chau, directora del proyecto y coordinadora del Centro Cultural. Fue así como, inspirados en el mito andino prehispánico de Inkarri, basado en el retorno del indígena muerto en su propia tierra, idearon esta propuesta que, ante todo, buscó reconocer desde la tecnología y el medio ambiente nuevas relaciones interespecies.

Quisimos “descajanegrizar” las artes de la especificidad de la novedad tecnológica, para retornar a técnicas que pudiesen estar más vinculadas con lo analógico, lo natural, los elementos culturales y locales, y que sin embargo, se constituyen igualmente como tecnologías.

El evento se desarrollará de forma presencial en Concepción, y online a través de su cuenta YouTube, entre el próximo 21 y 31 de marzo, considerando más de 40 actividades en distintos espacios urbanos y al aire libre, seccionados en talleres, caminatas, charlas, performance, instalaciones, conversatorios y conciertos.

Una de las novedades de esta versión es la presencia de cuatro curadores externos, artistas mediales que son parte de la red de colaboradores. Así, desde Perú, la editora Sara La Torre, también Marco Valdivia, creador de “Asimtria”, plataforma con más de 15 años de incursión en arte sonoro; Juliana Gontijo, investigadora de artes y tecnologías brasileña; y también Elisa Balmaceda, artista medial chilena; quienes diseñaron uno a uno los cuatro nodos curatoriales que regirán este Festival, sostiene Susana Chau.

Una de las invitadas será la artista multidisciplinaria Luana Vitra, cuyo trabajo responde al deseo inherente de colapso que se encuentra en la materia extraída de su estado natural. © Luana Vitra.

En ese contexto, el primer nodo será “Celecanto Provoca Maremoto”, a cargo de Gontijo; le seguirá Valdivia, presentando parte de su proyecto transdisciplinario “Asimtria”. La tercera partida será “Espectros”, de la artista visual de Balmaceda; mientras que la cuarta entrega será finalmente “Soma Encuentro Editorial”, idea formulada por La Torre (Perú); propuestas y fechas de exhibición que pueden revisarse en el sitio festival2022.todalateoriadeluniverso.org

Dichas curatorías, tendrán también sus propios artistas invitados como lo son: Luana Viatra, Denise Alves-Rodrigues (Brasil); Ángel Salazar (Ecuador/Argentina); “Elpueblodechina” (Chile), Rodrigo Ríos Zunino (Chile); Cristina Collazos (Bolivia), Santiago Gómez (México), Diep Sarrua (Chile), el colectivo Hypereikon (Chile) y Alan Poma (Perú), quienes igualmente impartirán actividades en esta quinta entrega del Festival, financiado por el Fondart nacional 2021.

Redefiniendo la noción de tecnologías

«Esta curatoría nos ha exigido dar un sustento a una serie de practicas de las artes mediales que tienen que ver con “descajanegrizar” las artes de la especificidad de la novedad tecnológica, para retornar a técnicas que puedan estar más vinculadas con lo analógico, con lo natural, los elementos culturales y locales, y que sin embargo, se constituyen igualmente como tecnologías”, sostiene Cristian Toro, fundador y director de arte del evento desde sus inicios en 2015. El también  director de arte de Revista Endémico sostiene también que lo anterior puede ofrecer espacios de reflexión y afectividad en torno a lo que empuja el desarrollo tecnológico lineal y funcional al cual estamos acostumbrados.  “En este caso (del festival), las tecnologías se abren hacia un espacio mas poético, creativo, sensitivo y por ende, más cercano”, agrega Toro.

Por eso, algunos de las escenas que se verán desde la próxima semana serán brillos convertidos en sonido a través de circuitos eléctricos, revisión crítica y creación de relatos alienígenas; especulaciones visuales desde la posnaturaleza, técnicas para la generación colectiva de imagen y video; creación de receptores radio galena y amplificación sonora de pulsos provenientes de la tierra, además de caminatas reflexionadas en grupo, es lo que el público podrá vivenciar en las actividades durante las de la 5ta versión del Festival Latinoamericano Artes y Tecnologías Toda la Teoría del Universo. Para disfrutar de esta programación, que incluye talleres, caminatas, charlas, performance, instalaciones, conversatorios y conciertos presenciales y virtuales, el público podrá registrarse en el sitio web https://festival2022.todalateoriadeluniverso.org

A través de conciertos, el festival busca acercar estos «retornos» y fugas tecnológicas a los participantes. © Archivo TTU.

Talleres presenciales

Bajo todas las medidas sanitarias, los talleres presenciales tendrán lugar en el Centro de Creación Concepción C3, ubicado Rozas 520, Concepción. Para participar, el público deberá seguir todas las medidas impuestas por el Ministerio de Salud: uso obligatorio de mascarilla, toma de temperatura y registro junto a su Pase de Movilidad.

“El festival es robusto, tiene muchos talleres, porque la parte informativa es importante para nosotros, porque creemos que también funciona como difusión del área, al igual que las charlas que también tienen un sentido de difusión y de conocer los proyectos que se realizan en el contexto de nuestras actividades”, comentaron.

  • Imaginarios posnaturales | Ángel Salazar

o   Desde el lunes 21 hasta el jueves 24 |16:00 – 18:00 horas

  • Micro radio | Alejandra Pérez

o   Desde el martes 22 hasta el jueves 24 | 9:00 – 11:00 horas

  • Audio Lunar | Denise Alves-Rodrigues

o   Solo lunes 28 | 15.00 – 19.00

  • A tierra | Cristina Collazos

o   Desde el martes 29 hasta el jueves 31 | 10:00 – 12:00 horas

. Caminata Espectral  | Elisa Balmaceda y Rodrigo Ríos Zunino

o   Solo martes 29 | 15.00 – 19.00 horas

La creadora de fanzines Sara La Torre viene desde Lima como curadora de «Soma», el encuentro editorial de TTU. © Sara La Torre.

Talleres virtuales

Por otra parte, también estarán disponible los talleres en línea Síntesis de imagen y video con Inteligencia <imaginación> Artificial de Hypereikon, y asimismo “Ancient Aliens” de Santiago Gómez; los que se efectuarán vía online, el miércoles 30 y jueves 31 de marzo desde las 15:00 hasta las 17:00 horas, para lo que también es necesario registrarse previamente en el sitio web oficial del festival.

Conciertos de mañana y de ocaso

El Festival también cuenta con una variedad de conciertos al aire libre. El primero en cartelera y que da el pie inicial del Festival será “Tati pu Uñum”, en la Cascada del Parque Ecuador a las 9:00 AM del 21 de marzo, a cargo de Diep Sarrúa. Una nueva sesión se dará el miércoles 23, con la propuesta de Hypereikon y su concierto audiovisual “Checkpoint”, que se proyectará en la Remodelación Paicaví de Concepción a las 21:00 horas. En tanto, el viernes 25 también a las 9:00 AM, Cristina Collazos se situará en la Costanera de Concepción con el concierto “A Tierra”, el que llevará a cabo desde el Puente Chacabuco.

Ya el fin de semana, la mañana del sábado 26, “Elpueblodechina” presentará Concierto de ondas tenues en el Anfiteatro Laguna Redonda a las 9:00 horas. Mientras que por la tarde, en el marco del Encuentro Editorial SOMA, que se realizará en el frontis del Teatro Enrique Molina, se presentarán los concierto de Valentina Villarroel & Camila Cijka, a las 18:00 horas; Alan Poma con “Anal Coma” a las 20:00; y finalmente “Fósiles Futuros”, por Ángel Salazar a las 21:00 horas.

«Conciertos de Mañana». © Archivo TTU 2021.

Conversatorios virtuales

Bajo el marco de la actividad “Soma Encuentro Editorial”, que se enlaza con una expo-venta, de publicaciones impresas y digitales de autores y editoriales locales, nacionales e internacionales para los días viernes 25 y sábado 26 de marzo; se ofrecerán también los conversatorios virtuales “Viajes en los ojos, espacio y tiempo”, “Cuerpo ciborg, cuerpo asimilado”, “El destino, imágenes y archivos” y “Hacer publicaciones autogestivas”, cuyos alcances y descripciones están disponibles en el sitio web, donde el público en general podrá conocer la programación completa del Festival, así como generar la inscripción correspondiente.

Charlas

El investigador sonoro, Diep Sarrúa compartirá la charla inaugural “Idiolecto sonoro de instrumentos nativos sur-andino: aplicaciones electroacústicas  y nuevas tecnologías a la tradición precolombina”. Mientras que también en estas dinámicas, se presentarán los curadores, Marco Valdivia, quien ofrecerá la plática de su curatoría “Asimtría”. Asimismo “Celacanto provoca maremoto” de Juliana Gontijo, y “Espectros” de Elisa Balmaceda, exposiciones presenciales que tendrán como punto de encuentro Casa El Pewen, ubicada en Parque Ecuador con Avenida Veteranos del 79 s/n.

En tanto, una de las áreas formativas más importantes que ha desarrollado el Festival durante los últimos años, el programa de Residencias TTU, mostrará sus resultados a través de una charla virtual impartida por los artistas y creadores mexicanos, Gabriela Munguía y  Jerónimo Reyes-Retana.

Caminata espectral

Una actividad que dará cierre a encuentros realizados, será “Caminata Espectral”, la que contará con un grupo de invitados transdisciplinarios y se desarrollará a modo de asamblea, en donde en base a lecturas, se intercambiarán pensamientos y experiencias sensibles en torno al territorio del Bíobío y su ecología. Al igual que las demás actividades, es con inscripción previa vía formulario en web que podrás encontrar en el sitio web www.todalateoríadeluniverso.org o directamente en festival2022.todalateoriadeluniverso.org

A cargo de Rodrigo Díaz Zunino y Elisa Balmaceda, ambos artistas, el martes 29 desde las 15:00 hasta las 20:00 horas se realizará la caminata espectral. El punto de encuentro será la Galería de la Historia de Concepción, inmersa en el Parque Ecuador, esquina Lincoyán.

Exhibición

La muestra Procesos de Emergencia es un mix de obras de los proyectos de las Residencias TTU 2021-2022 y estarán en exhibición en el Punto de Cultura Federico Ramírez (O’Higgins 555, Concepción) desde el 23 de marzo hasta el 8 de abril. La exposición se podrá visitar entre las 10:00 y 13:00 horas, de martes a viernes.

Más info sobre el Festival

Los horarios específicos de la programación del Festival se encuentran alojados en el sitio web oficial https://todalateoriadeluniverso.org. Asimismo, todas las actividades requieren previa inscripción a través de los formularios alojados en la web. Las dudas y/o consultas serán resueltas vía correo electrónico todalateoriadeluniverso@gmail.com

Bajo el concepto de Futurologías Latinoamericanas, se llevará a cabo desde el 16 y hasta el 26 de marzo, la nueva versión del Festival y Encuentro de Artes y Tecnologías organizado por el Centro Cultural Toda la Teoría del Universo (TTU), nacido en Concepción hace ya seis años, y reconocido a nivel latinoamericano por su […]

Bajo el concepto de Futurologías Latinoamericanas, se llevará a cabo desde el 16 y hasta el 26 de marzo, la nueva versión del Festival y Encuentro de Artes y Tecnologías organizado por el Centro Cultural Toda la Teoría del Universo (TTU), nacido en Concepción hace ya seis años, y reconocido a nivel latinoamericano por su impulso de generar lazos de colaboración entre diversos actores culturales.

“El concepto de esta edición nació el 2018, a raíz de la visita de la investigadora brasileña Juliana Gontijo quien nos planteaba la idea de decolonizar el futuro en nuestros territorios, esto a través de las posibilidades que se abren mediante lo transversal de la experimentación arte y cultura. Esta visión que va más allá de los presentes hacen que esa área pueda prospectar lo que pudiese venir u ocurrir”, comenta Susana Chau, Directora del Centro Cultural Toda la Teoría del Universo.

Parte de la Residencia de la artista Josefina Abara en Toda la Teoría del Universo 2020: Futurologías de los Ecosistemas. © Constanza Flores.

La línea de invitados – que va entre artistas, investigadores y gestores de latinoamérica – propone una cartografía que da cuenta sobre la relación de las prácticas contemporáneas de artes y tecnologías, con saberes territoriales, problemáticas ambientales e imaginarios y prácticas ancestrales, que emergen desde una visión sobre el futuro. En esta intención, el arte desarrolla espacios especulativos donde tensiona las narrativas del progreso; aquellas creencias que no solo impactan ecosistemas y comunidades dentro de todo el continente, sino también resuenan en nuestra capacidad de establecer relaciones afectivas con nuestro entorno, con nuestros antepasados, y con la posibilidad de proyectar acciones de cambio hacia el futuro.

“Cuando hicimos esta propuesta, tanto con los invitados como con las personas que postularon a nuestras convocatorias, pudimos trazar una línea de visiones sobre estas “futurologias” en el continente; Cono Sur y Centroamérica. En estos diálogos de casi dos años, observamos que para nosotros en Latinoamérica, independiente de en qué lugar nos encontremos, hay temáticas que nos cruzan y con las cuales se diseña el futuro. Esas temáticas guardan relación con las prácticas culturales tecnológicas que han construido nuestra historia continental, siempre mirando hacia delante, pero sin soltar el pasado. Una mirada que va desde la agricultura, pasando por un pasado industrial y un presente digital, sin dejar de lado la conexión de lo espiritual de nuestros pueblos ancestrales”, agregó Susana Chau.

La línea curatorial de esta edición se hizo pública durante el 2020 en pleno ingreso a la pandemia. En ese contexto, se desarrollaron dos convocatorias, una para textos o artículos bajo un formato transmedia, y tres residencias bajo la curatoría de “Futurologias de los Ecosistemas”, las cuales se están ejecutando en estos momentos y convergen en el Festival.

 

Residencias Toda la Teoría del Universo. © Constanza Flores. 

La nueva versión del Festival

Ante la necesidad de no ceder a la dimensión presencial, las limitaciones propias del contexto de pandemia en Chile y Concepción, para esta edición del festival se han programado una serie de acciones en el espacio público y conciertos en entornos naturales circundantes a Concepción.

En cuanto a los conciertos, se busca activar la integración de los entornos ambientales en las prácticas artísticas locales, desarrollando una suerte de corredor ambiental incorporado por proyectos como Jardín de Eulogia y Niñosíndigo, que serán transmitidos desde el Parque Metropolitano Cerro Caracol, la Laguna Grande de San Pedro de la Paz y la Desembocadura de Hualpén.

Fotografía «Entangled Landing Points» (2017) del artista e investigador brasileño Ruy Cézar Campos © Ruy Cézar Campos

Las acciones en espacio público serán llevadas a cabo por Plataforma Mínima (Concepción) con “8 Etapas para la construcción de un manual. Kich(ing)”; y Extraer.zip de Fito Cvxillo y Lab Crimen, junto a Ñoco; además de  una jornada de mapping desarrollada por el colectivo magallánico Colectivo Última Esperanza (Punta Arenas) con “Testigo de Hielo”, y Wuñelfe (Concepción) con “Lecho/Lucha”, quienes realizarán proyecciones en el Memorial del 27/F. En estas últimas presentaciones, se proyectarán registros de los Campos de Hielo Sur y de la ribera norte del río Biobío.

“Participar en el festival en medio del contexto que vivimos hoy, es algo súper importante y destacable, así como generar estos encuentros, producir trabajo y hacer circular ideas y obras. Sobre todo, me interesa porque esto sucede en una región que no es la Metropolitana, dialogando entre dos regiones que están lejanas, Magallanes y Biobío”, destacó Nataniel Álvarez, de Colectivo Última Esperanza.

 

El Colectivo Última Esperanza, de la Región de Magallanes, realizará proyecciones de Campo de Hielo Patagónico Sur con «Testigos de Hielo». © Colectivo Última Esperanza.

La charla inaugural que tendrá lugar el 16 de marzo, contará con las presentaciones de Valentina Montero (Valparaíso), investigadora especializada en prácticas artísticas mediales y usos cotidianos excéntricos, experimentales y críticos de las tecnologías. Y Carolina Gainza, investigadora en cultura y literatura digital, directora del Laboratorio Digital en la Universidad Diego Portales. En esta actividad, se busca desarrollar un diálogo en torno a las intersecciones entre la producción de literatura digital latinoamericana, y las rupturas de los paradigmas heterosexistas implícitos en las tecnologías y en el mercado de la ciencia ficción, estableciendo cartografías y relaciones entre la obra literaria digital y el papel activo que artistas latinoamericanas han jugado a la hora de romper con el pesimismo distópico.

A través de la presentación cruzada entre Gabriel Venegas (Colombia), agricultor y maestro en Artes Mediales y miembro de Minkalab, y Antonieta Clunes, artista multidisciplinaria y gestora cultural (Antofagasta), se buscará explorar relación entre el intercambio de saberes e imaginarios ancestrales con las prácticas artísticas contemporáneas. “La cultura partió en un viaje a las grandes ciudades, dejó de lado sus raíces en el cultivar y quedó flotando entre nubes, cristales, luces, bits y paredes de concreto. Su raíz fuerte y profunda fue agrietando la neblina para volver a su esencia; para recordarnos que no hay cultura sin el cultivar. Por eso hablaremos de este viaje, de su retorno al origen y la necesidad primordial de repensar la cultura en tiempos de quiebres, fisuras y cambios fundamentales”, explica Gabriel.

Christian Oyarzún y parte del proyecto de taller brigada digital. © Brigada digital.

Por su parte, el artista-investigador brasileño Ruy Cézar Campos, quien participó en la convocatoria de ensayos transmediales, presentará durante la primera semana, su ensayo  “LSST-Sacs_Monet”, que trata “temas como la abolición de la esclavitud en Brasil, el telescopio LSST (ubicado en Cerro Pachón, Chile), el cable submarino Monet, el derrame de petróleo en la costa del Nordeste de Brasil en 2019, entre otros temas que son transversales a las futurologías lationoamericananas”, compartió. En esta misma línea, Ruy presentará una charla sobre Infraestructuras Críticas, donde expondrá herramientas conceptuales asociadas a prácticas artísticas que permitan pensar la relación entre lo digital y lo ambiental, la geopolítica y una crítica a la infraestructura del progreso.

Espaciario. Ensamble Maleza, La Paz © Ensamble maleza.

Más información Residencia y Festival Toda la Teoría del Universo (TTU)

Puedes revisar las actividades del Festival Toda la Teoría del Universo en https://festival.todalateoriadeluniverso.org/, también en www.todalateoriadeluniverso.org o en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter, bajo el mismo nombre.

Facebook: Toda la Teoría del Universo

Instagram: _todalateoriadeluniverso

Twitter: @todalateoria

Youtube: www.youtube.com/channel/UCubW9LX0t89sTzHILlWg_qQ

 

 

 

 

Hasta el 28 de septiembre se mantendrá abierta la nueva convocatoria latinoamericana del colectivo chileno Toda la Teoría del Universo, la que invita a reflexionar sobre las interrelaciones entre los territorios, el medio ambiente, las ciudades y sus habitantes; llamado que invita a participar a quienes trabajen desde las artes visuales, nuevos medios, lo audiovisual […]

Hasta el 28 de septiembre se mantendrá abierta la nueva convocatoria latinoamericana del colectivo chileno Toda la Teoría del Universo, la que invita a reflexionar sobre las interrelaciones entre los territorios, el medio ambiente, las ciudades y sus habitantes; llamado que invita a participar a quienes trabajen desde las artes visuales, nuevos medios, lo audiovisual transdisciplinar, el arte sonoro, diseño, arquitectura o gastronomía, entre otras disciplinas, así como a profesionales o autodidactas de las áreas de la historia del arte, humanidades o ciencias sociales, que se vinculen en proyectos de desarrollo artístico.

Este llamado, sigue la línea curatorial 2020 Futurologías Latinoamericanas y en su  base se refiere a la interacción/convivencia de los territorios y sus habitantes, siendo la principal motivación, facilitar instancias de participación y creación de saberes comunes. “Cada edición del proyecto plantea un ejercicio editorial, de acciones y de archivo, donde buscamos vincular conceptos, situaciones, personas, lugares que nos hagan sentido, en los cuales vemos un posible diálogo. Es una práctica en red, no es un proceso lineal, y la estamos observando permanentemente a través de nuestras actividades” dijo Cristián Toro, gestor e ilustrador en el proyecto.

Durante su estadía, los residentes deberán activar espacios de reflexión con la comunidad, y sistematizar los resultados y aportes que de alguna manera contribuyan a las dinámicas de los lugares. Transferir y recibir conocimientos situados es el eje que impulsa esta red. “En este sentido, las residencias nacen como una inquietud que aparece en el equipo TTU, de pensar las tecnologías desde sus componentes socio culturales con atención a lo latinoamericano, y además, que se pudiese  trabajar desde algunos cruces con otras disciplinas, artes y oficios”, explicó Andrés Morales, gestor de la Toda la Teoría del Universo.

 

Las residencias

Respecto a las residencias, TTU propone tres territorios de la provincia para llevar a cabo estos espacios. En Concepción, se desarrollará “Ecosistemas Humanos y  transformaciones urbanas”, cuyo planteamiento propone que “las ciudades funcionan como dispositivos que albergan un sin fin de interacciones, y las tensiones que configuran el espacio social se vuelven más visibles y multifactoriales. Concepción como ciudad no escapa a ello, y en la contemporaneidad se presentan viejos/nuevos actores que demandan estar presentes en este territorio en disputa”.

El llamado es a investigar la ciudad desde una mirada que comprenda la vida urbana, individual, plural y corpórea; con sus subjetividades y biopoderes en constante conflicto. Mientras que los temas a trabajar pueden ser propuestos por el residente en cualquiera de los aspectos que conforman la ciudad y su relación humana. “Así como los flujos inmateriales que resultan de ello”, dijeron.

En cuanto al resultado a conseguir, este debe estar relacionado a alguna disrupción objetual en la ciudad misma. “Esto puede ser entendido como una acción pública, mediante prótesis cuerpo-objeto, intervenciones visuales, sonoras o materiales en espacio público, como también el cruce entre estas posibilidades”, explicaron.

En parte de la zona carbonífera de la Región, específicamente en Entre Túneles, Lota y Colcura, se llevará a cabo “Ecosistemas marítimos y problemática costera-forestal”, cuyo supuesto plantea que “la aceleración de la industria extractivista golpea a las zonas, que contra su voluntad, son sacrificadas por las formas socio-técnicas que avanzan, imponen y transforman los ritmos naturales y culturales de los lugares.

“Entre Túneles” es una caleta pequeña de la costa pacífico, que está inmersa entre la industria forestal y pesquera. Un pequeño territorio casi aislado que se transforma lentamente en medio de la nostálgica Lota y la factoría de Arauco, por eso la convocatoria es a tener un diálogo participativo con la comunidad (puede ser de Lota, Colcura o Entre Túneles), “para reflexionar en torno al avance desmedido del sistema extractivista de la zona, pasado y futuro, a través de talleres o producción comunitaria. Su resultado puede ser una obra objetual, intervención o elemento funcional, entendida como técnicas aplicadas al territorio”, señalaron.

También en Concepción se realizará la residencia “Ecosistemas y medios no-humanos en crisis”, respecto a lo que señalan: la comprensión de los bosques y humedales permite acercamientos diversos hacia la relación de la vida cotidiana, la naturaleza y la técnica. El uso de los suelos puede hacernos comprender cómo nos relacionamos con la biodiversidad no-humana”.

Desde TTU plantean que la expansión desmesurada de las urbes junto al auge del monocultivo, amenazan no solo a la biomasa, sino también a los grupos humanos e individuos que han habitado dichos remotos territorios. “Esta intersección donde se cruza el saqueo del ecosistema, con las promesas de progreso y las organizaciones territoriales, será el territorio de trabajo”, dijeron.

Cabe señalar que para esta convocatoria el resultado es abierto a obras transmediales, documental sonoro, piezas audiovisuales, documentales interactivos o videojuegos.

Para leer las bases pincha este enlace.

 

Un grupo de organizaciones y activistas se unieron para celebrar a la naturaleza en la región del Biobío. Esta actividad busca visibilizar los ecosistemas en peligro, compartir una gran variedad de conocimientos. Se realizará el domingo 25 de Noviembre y estará centrado en la Laguna Grande de San Pedro de la Paz con puestos permanentes, […]

Un grupo de organizaciones y activistas se unieron para celebrar a la naturaleza en la región del Biobío. Esta actividad busca visibilizar los ecosistemas en peligro, compartir una gran variedad de conocimientos. Se realizará el domingo 25 de Noviembre y estará centrado en la Laguna Grande de San Pedro de la Paz con puestos permanentes, excursiones, talleres y arte, además de actividades satélite que podrán realizarse en otros lugares.

 

Evento en facebook https://www.facebook.com/events/886812911515113/

 

El próximo 20 de abril se dará inicio a la quinta versión del Festival BioBioCine en Concepción.  Durante cinco días, la ciudad se llenará de películas nacionales e internacionales, lanzamientos de la industria audiovisual chilena y charlas con interesantes invitados. Ochenta y cuatro fueron los trabajos audiovisuales que fueron seleccionadas para la programación oficial de esta nueva versión, […]

El próximo 20 de abril se dará inicio a la quinta versión del Festival BioBioCine en Concepción.  Durante cinco días, la ciudad se llenará de películas nacionales e internacionales, lanzamientos de la industria audiovisual chilena y charlas con interesantes invitados.

Ochenta y cuatro fueron los trabajos audiovisuales que fueron seleccionadas para la programación oficial de esta nueva versión, que tiene como concepto central  “la celebración”.

Finalmente, sus organizadores han comentado que este es un encuentro muy importante, ya que el Festival Internacional BioBioCine es una instancia para el desarrollo de la producción audiovisual en la región, y se transforma en una clara oportunidad para el surgimiento de una industria cinematográfica local. Un festival de creación de lazos entre realizadores regionales y la industria nacional e internacional. Todos invitados!

La empresa chilena Biobiogenera, asociada con la eléctrica francesa EDF y el exportador de Gas Natural Licuado (GNL) estadounidense Cheniere, han propuesto construir el proyecto GNL Penco- Lirquén o más conocido como Octopus. Su proceso de aprobación ha sido lento y confuso, gracias a la resistencia ofrecida por la ciudadanía de la Región del Bíobío, […]

La empresa chilena Biobiogenera, asociada con la eléctrica francesa EDF y el exportador de Gas Natural Licuado (GNL) estadounidense Cheniere, han propuesto construir el proyecto GNL Penco- Lirquén o más conocido como Octopus. Su proceso de aprobación ha sido lento y confuso, gracias a la resistencia ofrecida por la ciudadanía de la Región del Bíobío, que teme a los impactos de este nuevo proyecto industrial .

“Octopus” es el nombre de una especie de pulpo, y también el nombre con el que identificamos al proyecto que amenaza con destruir la bahía del Gran Concepción. Un megaproyecto que tiene el objetivo de expandir el Gas Natural Licuado (GNL) que viene de países extranjeros, para darle vida a otras industrias que están desarrollándose en la región del Bíobío.

Octopus Spa, ahora denominado Terminal GNL Penco, se presentó en abril del 2013, proponiendo instalar “la infraestructura portuaria necesaria y eficiente para realizar la descarga, almacenamiento y de GNL procedente de diversos orígenes” (SEA, 2014).

Este servicio se tornaría necesario ante el avance del Gran Concepción, una ciudad que se enfrenta a los problemas propios del desarrollo de una metrópoli. En 2015 el gobierno de Chile la declaró como “Zona Saturada”,  debido a los altos estándares de contaminación atmosférica que posee, y que se le adjudican al uso de la calefacción a leña.  

Sin embargo, esta saturación es el resultado combinado de la actividad energética, petroquímica, metal-mecánica, forestal y pesquera, la cual -sumada a la explosión de la población que, a su vez, usa la calefacción a leña en épocas de frío- genera una ventaja para desplegar la industria del gas licuado como un “combustible menos contaminante”.

Sin embargo, el GNL que ingrese por medio de este nuevo proyecto no sólo será de uso residencial, pues, más bien, será un servicio para el resto de industrias que necesitan de este material para sobreexplotar la “capital energética del país” (Bíobío).

Sobre el cambio de imagen:

El nombre oficial del Terminal Octopus se transformó en uno más técnico luego de ver la resistencia que su propuesta generaba en la Región. Su primer paso fue retirar el Estudio de Impacto Ambiental presentado en 2013, y luego replantear su imagen ante la comunidad.

Con ello, Australis Power -nombre original de la empresa impulsora del proyecto- pasó a llamarse Biobiogenera, manteniendo las intenciones de construir dos proyectos interdependientes entre sí: el terminal marítimo (Terminal GNL Penco-Lirquén) en Penco y una central termoeléctrica (El Campesino) en Bulnes, que funcionará con el gas natural que llegará en buques hasta el puerto para ser regasificado. Este segundo proyecto ya se encuentra aprobado por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEIA).

Por su parte, el Terminal tendrá la capacidad para atracar dos naves, una de ellas del tipo FSRU (sigla en inglés que significa “Unidad Flotante de Almacenamiento y Regasificación”), la que estará permanentemente en la bahía, y una nave de transporte o “carrier” que suministrará GNL a la nave FSRU, y que procederá desde Corea. La idea es que el gas llegue hasta el terminal, donde será comprimido y luego transportado por un ducto submarino y terrestre de 2,5 kilómetros de extensión hasta la red de gasoductos existente para abastecer al Bíobío. Para todas sus obras, GNL Penco considera la conexión con el Gasoducto del Pacífico, el cual se emplaza entre la provincia de Neuquén (Argentina) y la Región del Biobío.

Toda aquella actividad ha sido posicionada por la empresa como una opción necesaria, pues potencia el uso de la energía limpia en la región, omitiendo los importantes impactos ambientales que tiene el uso de un combustible fósil como es el gas. Esos efectos son: liberación de gas metano a la atmósfera, consecuencias territoriales mediante de la extracción de este combustible (fracking), el costo ambiental y social de la extracción a cada vez mayores profundidades tanto en continentes como océanos, y la fuerte dependencia política con potencias energéticas exportadoras.

El Estado de Chile, precisamente, busca impulsar la dependencia importadora de combustibles basados en gas natural con el objetivo de reemplazar el petróleo en generación eléctrica por el GNL. En junio de 2014, Máximo Pacheco, ex Ministro de Energía, firmó el Acuerdo Bilateral de Cooperación Energética con el ex Secretario de Energía Norteamericano, Ernest Moniz. Así, el país se inclinó por el uso de este recurso, que a nivel de mercados globales es una ventaja por ser más económico, y que  para Chile representa una oportunidad para explotar los recursos que quedan en la Región de Magallanes.

 

Resistencia ciudadana:

Si bien la empresa señala que la regasificación de GNL es compatible con la pesca y turismo de la Bahía de Concepción, pues sostiene que sus gasoductos serán diseñados con exigentes medidas de seguridad y altos estándares medioambientales -que mantendrán la calidad del aire y agua- una creciente resistencia ciudadana se ha sostenido desde que Octopus se planteó frente a la región.

El gas natural licuado (GNL) es el combustible fósil más limpio, pero un combustible fósil al fin y al cabo. De hecho, el proceso de producción de este material se realiza por medio del fracking o fracturación hidráulica, que genera un exponencial riesgo para los recursos hídricos. “En la mayoría de las veces se usa agua para hacer la fractura hidráulica, que sería la traducción del fracking o aero-fracking en inglés. Esa fractura hidráulica, conlleva gran cantidad de agua, cada pozo puede consumir hasta 30 millones a un litro de por fractura y, a eso se le agrega una sopa de químicos contaminantes que pueden llegar a ser uno o dos por ciento de esos 30 millones de litros”, señaló Giulio Ohaluer, integrante de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua y autor del libro “Fracking, No es No”, a Radio Universidad de Chile.

Además, el Terminal GNL Penco representa una irrupción en el territorio penquista, que pone en riesgo la limpieza de sus aguas, la disposición de peces aprovechados por la pesca artesanal, además de la contaminación atmosférica que significaría la instalación de su proyecto asociado que es la termoeléctrica “El Campesino”.

Por lo mismo, asociaciones de pescadores, estudiantes, indígenas, entre otras, han protestado cada vez que se acerca una discusión sobre el proyecto desde 2013.

La última de sus intervenciones la realizaron este 31 de enero, cuando el SEA cerró abruptamente el proceso de consulta indígena sobre Octopus. Allí, la Asociación Indígena Koñintu Lafkenmapu Penco pidió un recurso de protección invocando el Convenio 169 de la OIT, que obliga al Servicio de Evaluación Ambiental a realizar la consulta indígena a la comunidad lafkenche afectada.

Este recurso fue acogido por la Corte Suprema, revocando la resolución de calificación ambiental (RCA) del proyecto, y obligando a Biobiogenera a detener los trabajos de la Central El Campesino.

Además, con esta decisión la empresa entró en ciertos aprietos en sus contratos con la multinacional noruega Höegh LNG, que es la que proporcionará el FSRU del terminal, y que trabaja de la mano con la industria del GNL en el globo. La multinacional le reasignará a GNL Penco otro proyecto que será puesto en marcha para 2018, lo que retrasará todas sus obras, en caso de efectuarse.

Si bien la resistencia ciudadana ha sido permanente, la empresa tiene la seguridad de la viabilidad de su industria en la zona, y se mantiene a la espera del término del proceso de consulta indígena para volver a la carga con sus planes de progreso industrial. Sin duda alguna,  un patrón de desarrollo que se repite constantemente en todas las actividades económicas del país.