Brigada Negotrópica: Muralismo de Justicia

Uno de los chicos de la brigada me pide un lápiz. Va a anotar el nombre del gremio de pescadores de Punta de Choros para escribirlo en el mural que están por realizar en la comunidad. Para ello, le pregunta a un pescador, este le responde que no están ni ahí con la organización. Estamos […]

Uno de los chicos de la brigada me pide un lápiz. Va a anotar el nombre del gremio de pescadores de Punta de Choros para escribirlo en el mural que están por realizar en la comunidad. Para ello, le pregunta a un pescador, este le responde que no están ni ahí con la organización.

Estamos en Punta de Choros. Las decenas de voluntarios del Carnaval Guanaco se mueven en los espacios públicos del sector, entre la escuela, la sede vecinal y la sede del gremio de pescadores, mientras los muchachos de la Brigada Negotrópica están ahora conversando codo a codo con los pescadores en la caleta “Los Corrales”.

Este grupo de muralistas comenzó por iniciativa de cuatro hermanos. Cuatro cabros que empezaron como mecheros, y aprendieron muralismo en un taller que se realizó en la cárcel, donde su buen amigo Charquipunk, hacía clases. No, mentira, eso es una broma que los chicos de la brigada tiran para romper el hielo cuando comienza esta entrevista. La verdad es que todo comenzó en los años ’80, cuando en la comuna de Lo Prado (lugar de donde provienen los hermanos) se hizo un llamado para pintar las paredes con el respaldo de una brigada de aquellos años, de la cual ya no recuerdan el nombre. Los murales de la época hacían retratos, por ejemplo, de peones levantándose en contra de la reina del ajedrez.

Pasado el tiempo, por allá por el ‘97, los mismos hermanos decidieron salir a pintar paredes en su comuna por el puro placer de hacerlo y luego incorporando la participación de sus amigos que se sentían atraídos por el tema. Así se conformó la Brigada Negotrópica. La palabra negotrópica nació de una talla entre amigos. Dicen que muchos se han incorporado tomando la brigada como una escuela para aprender, pero se han quedado. Otros, en tanto, se han sentido atraídos por las temáticas que tocan y se adhieren al proyecto.

Se declaran como gente de clase media-baja. Algunos dicen, por ejemplo, que en su casa no habían cuadernos de arte ni una formación acérrima en esta disciplina, pero sí hubo siempre un incentivo familiar hacia los dotes que demostraron desde pequeños. Para ellos, todo esto partió como un juego.

SAMSUNG CAMERA PICTURES
Mural No Alto Maipo en San José de Maipo (2016)

La Brigada trabaja en conjunto y de manera anónima. No quieren ser reconocidos individualmente. Son un grupo muy bajo perfil y eso se nota, por ejemplo, en este carnaval, donde vienen directamente a pintar sin tomar mucho protagonismo en las demás actividades. Lo que hoy en día realizan es el resultado de todo un equipo que trabaja constantemente de manera desinteresada por lo que les gusta.

No tienen una visión ni un valor definido y lo que pintan va apareciendo en el muro de acuerdo a lo que le motiva a cada uno. A excepción de algunas ocasiones, como para un concurso, un pedido de alguna persona o un mural específico en el que quieran trabajar, cuando eso ocurre, uno o varios del grupo trabajan en el boceto y luego toda la brigada lo lleva a la pared, pero en general, sus integrantes dicen que todo es bien espontáneo y libre.

Por ejemplo, para realizar este mural, cada uno hace un borrador del animal que quieren plasmar en la pared y luego, manos a la obra. Uno hace el fondo, el cual será marino, mientras los demás limpian, ordenan, dibujan. Es así, como luego de unas tres horas, el mural queda tiki taka.

los choros 1
Mural de Los Corrales, Punta de Choros.

Periodista: ¿Qué estilo o corriente artística” definirían ustedes en sus murales?

Brigada: La Negotrópika, jajajaja (risas)

P: Bueena. Esa es…

B: Bueno, creemos que nosotros seguimos las influencias que crecimos viendo durante esos años (80). Eran así como figuras bien rápidas, como sintetizadas, con temáticas bien políticas de oposición a la dictadura. Se refleja en nuestros murales, en los cuales solemos destacar la línea, por ejemplo. Algo así como la Ramona Parra.

P: En qué lugares han pintado ¿Siempre participan en poblaciones y proyectos sociales, no?

B: Sí, pero en varias partes también. Agradecidos vemos como sale trabajo remunerado. La menor de las veces, pero sí se puede vivir de esto. Ponte tú, pintamos restoranes, casas particulares. Y a veces también nos hacen pedidos en diferentes lugares. Nosotros vamos donde nos inviten en realidad… desde Suecia hasta La Victoria. Y si no, nosotros elegimos los muros que queremos pintar y los pedimos o los pintamos no más, dependiendo si hay un dueño o dueña de casa. También hemos trabajado por trueque, lo que es muy reconfortante también.

P: ¿Recuerdan alguna experiencia con la comunidad? Igual ustedes tienen que interactuar harto con la gente.

B: Nos ha pasado que al principio igual la gente está como escéptica. Que no nos quieren pasar el muro o que nos preguntan “¿quiénes son ustedes?”. Pero por lo general, nos va súper bien con la gente porque les gusta lo que pintamos. Una vez le pedimos el muro a una vecina y ella dijo que “No, no me gusta esa cuestión”. Entonces pintamos al lado de la casa de ella y mientras lo estábamos haciendo salió la señora y dijo “¡Ay, qué lindo! Yo también quiero una palomita afuera de mi casa”, porque pintamos pájaros y la gente suele llamarles paloma a todos los pájaros en Santiago.

P: ¿Y qué tal ese proceso de vincularse con las comunidades?

B: Es algo que hemos hecho desde siempre. Nosotros vivimos y crecimos en una población. Las primeras veces que pintamos fue en ese ambiente, como encuentros muralistas en las poblaciones. De hecho, la primera vez que pintamos y firmamos como Brigada fue en una villa de La Reina… era una pobla que queda bien  arriba. Hicimos un mural a Rodrigo Rojas, el chico del caso Quemados. Bueno y así partió la brigada igual, como con el afán de la memoria. Buscando detenidos desaparecidos. Después pintamos varios líderes mapuche, como Caupolicán y Lautaro.

P: Entonces, al principio su misión era rescatar la memoria histórica de Chile ¿O no?

B: Más que eso, la memoria sudamericana, porque también pintamos mártires, revolucionarios, escritores, artistas. Y al principio usábamos sólo blanco, negro y rojo. En un momento pensamos que lo íbamos a hacer por siempre, que iba a ser nuestro sello.

P: Eso es muy Ramona Parra.

B: Sí, pero por una cuestión de recursos también, ah. Y de calle. La línea negra para que se vea de lejos y los colores con la idea de hacerlo rápido. Y bueno, con el tiempo nos fuimos haciendo rápidos.

LOS CHOROS
Este mural lo realizaron en el transcurso del Carnaval Guanaco. Se encuentra en la entrada de la comunidad de Los Choros.

Cuando una de las integrantes del grupo entró a estudiar a la universidad, comenzó a tomarse el muralismo más en serio. Fue allí donde dio la idea a los demás de comenzar a pintar animales, ampliando la gama de colores, pues eso fue lo que más le llamaba la atención cuando empezó a conocer más sobre esta disciplina.

Integrante: Ahí yo les dije a los chiquillos ‘¿Por qué no pintamos en colores?’. Y todos me dijeron que sí, porque se dieron cuenta que yo era la más bacán.

Brigada: jajajaja (risas) Y nos dimos cuenta de que ella tenía amigas, entonces dijimos “hagámosle caso, pa’ que vengan a verla las amigas”.

Integrante: Claaaro. Y de más de 20 años, entonces, grandecitas.

Brigada: Bueno, y también porque era una buena idea, si los animales ¿Qué más resistente que ellos?

P: ¿Ustedes creen que esta actividad refuerza el activismo medioambiental?

B: Sí poh, esa es la idea. Que sea un aporte que permanece. Para que la gente valore y vea su propia historia. Igual hay gente que es insensible, que la hueá no le va a entrar por ningún lado.

La Brigada Negotrópica sólo se dedica a los dibujos. Declaran que no les desagrada el graffiti, que esta forma de expresión nunca les entró “ni por las letras, ni la cultura gringa”.  Algunos sí realizaron incursiones en esta tendencia, por una cuestión generacional del 2000. Pero la Brigada siempre se fue por el mural y el dibujo, algo más latinoamericano.

P: Y ¿Qué piensan del muralismo en Chile?

B: Hay caleta de muralismo en Chile. Mucho. Hay una historia prolífica detrás, que se vio en peligro y, de hecho, cambió totalmente desde lo que fue durante la UP, donde era la corriente artística predominante, a ser la más perseguida durante la Dictadura. Antes se enseñaba muralismo en la universidad. La Escuela de Bellas Artes, por ejemplo, tenía un departamento de muralismo donde venían desde México y otros países a intercambiar conocimientos. Una hueá que nunca volvió. Una vez vino Siqueiros a pintar una escuela en Chillán ¿Cuándo ahora van a pintar una escuela en Chillán?… Eran otros tiempos.

P: Pero eso se puede recuperar hoy en día…

B: Claro po, mostrándolo, visitándolo. Hace poco restauraron el mural de Siqueiros.

P: Y ustedes ¿Qué buscan? ¿Cuál es su objetivo principal con el muralismo?

B: Hacer justicia. Tomarse la calle y hacer justicia, a través de lo hipnótico de las imágenes. Si tú ves las fotos y las imágenes quedas hipnotizado. Nosotros esperamos que eso haga un click en tu mente. Ojalá. Más que educar, esto no es educar, así como de un punto de vista tan patriarcal. A través de otra cosa que está más cerca de lo que la gente cree, pero no se percata, nosotros queremos hacer justicia. Y, obviamente, pasarlo bien entre nosotros, ¡si esto es lo más entretenido que hay!

La Brigada Negotrópica pintó dos murales en el marco del Carnaval Guanaco. Uno en la entrada a la comunidad de Los Choros y el otro en la Caleta Los Corrales, el cual realizaron en conjunto con el muralista Charquipunk y Laperra. En el segundo de estos es donde se realizó esta amena entrevista.

Fue precisamente ese día vimos cómo una gaviota murió al tocar los cables de alta tensión. Murió al instante. Cayó de golpe al suelo, agonizó durante unos segundos y se petrificó. Asimismo, cada día mueren cientos de animales que están en peligro de extinción, son ellos parte de nuestra historia.

Historia que este grupo de muralistas se encarga de poner en evidencia.

horacio quiroga
¨Horacio Quiroga¨ Mendoza, Argentina.

Delight Lab: imagen que emite ruido

Los hermanos Andrea y Germán Gana son los directores y socios fundadores de Delight Lab, uno de los pocos emprendimientos en Chile que se dedica al trabajo de mapping, un sistema que permite cubrir con imágenes cualquier tipo de superficie con resolución ilimitada. En esta entrevista nos cuentan sobre lo que les mueve, de su […]

Los hermanos Andrea y Germán Gana son los directores y socios fundadores de Delight Lab, uno de los pocos emprendimientos en Chile que se dedica al trabajo de mapping, un sistema que permite cubrir con imágenes cualquier tipo de superficie con resolución ilimitada. En esta entrevista nos cuentan sobre lo que les mueve, de su trabajo, su misión medioambiental y sus proyectos a futuro.

Estos dos jóvenes comenzaron a incursionar en esta disciplina durante el año 2008 y 2009, desde un ámbito académico. Por su parte, German desde el diseño y Andrea desde el arte y la estética.  Al principio, experimentaron haciendo sus primeras proyecciones debido a sus investigaciones de tesis, en las cuales estaban tratando esta temática y, finalmente, presentaron un proyecto en conjunto. Decidieron hacer juntos su examen de grado, logrando su primera proyección en la fachada del MAC en enero del 2009. Finalmente, consolidaron su empresa el año 2011 en la cual trabajan en proyecciones con mucha técnica mapping en espacios públicos y, desde hace unos dos años, en  museografía y la escénica.

Endémico: ¿Cuáles son los principales proyectos que han realizado?

 Delight Lab: En La Moneda ya hemos proyectado dos veces: una vez fue en el Día Internacional del Medio Ambiente, la segunda fue para la semana de la ciencia con Andrés Gomberoff.  También para el evento Atrio, una proyección en la Catedral de Santiago, donde el mapping derogaba en un coro de 1000 personas. Para ello se juntaron todos los coros de Santiago relacionados con el catolicismo y cuando se acababa la proyección, el coro comenzaba a cantar. Fue un show muy bueno, muy interesante. También está el Ritual Hain, una proyección que se desarrolló en el marco del Festival Internacional Circle of Light, donde ganamos el premio de la audiencia. Este se puede decir que fue el más importante, porque pudimos llevar la cultura de esta zona a un lugar absolutamente diferente. Fue una proyección gigantesca en el pabellón de agricultura de Moscú y, más encima, nos vinimos con el premio del público.

mapping-delight-lab-german-gana-andrea-gana-catalogodiseno-10 (1)
Delight Lab ganó el premio de la audiencia en el Festival Circle of Light de Moscú.

E: ¿Y generalmente cómo ven el recibimiento de la gente a esta esta iniciativa que es muy diferente a muchas otras propuestas visuales?  

DL: Bueno, nosotros hacemos esto porque nos interesa mucho la gente. Casi siempre lo hacemos en espacios abiertos y públicos, para que lo pueda ver mucha gente. Eso es lo que más nos gusta. En sí, la intervención de espacios. Además, nos gusta generar experiencia estética en gente que no le ha tocado vivirla, o que sí, pero no en espacios públicos. Nos interesa que esto sea más asequible y, de alguna manera, lo logramos. Tenemos las proyecciones que mencionamos, pero también hemos hecho lo mismo en museos, que son de libre acceso para la gente.

Ahora también otro de los proyectos más importantes que tenemos es una instalación en el Centro de Visitantes del Parque Estrecho de Magallanes. Es una proyección 3D que hicimos en conjunto con un científico y tratamos de simular que hubiese una cámara en el fondo del estrecho de Magallanes  que empieza a mostrar lo que acontece. Entonces pasan ballenas, toninas, lobos marinos, sardinas y pingüinos que se interrelacionan. Después se pone de noche y aparecen las noctilucas. Es bien mágico la verdad.

E: A ustedes les gusta el mar parece…

DL: Sí, muchísimo. En general las ballenas nos han acompañado en nuestro trabajo. Han estado presentes en varias proyecciones.

E: Qué bueno que puedan mostrar algo que no todos podemos ver: el fondo del mar.

DL: Sí. Y para este proyecto, específicamente, se nos pidió que fuera como un acuario que muestra lo que ocurre al fondo del mar, como si un buzo lo estuviese grabando. Entonces el científico estaba ahí, todo el rato encima proponiéndonos correcciones de las cuales aprendimos bastante. Quedó súper lindo.

E:  ¿Y quién financió ese proyecto?

DL: Fue una concesión que se ganaron por aportes de privados para hacer este circuito turístico en el parque Estrecho de Magallanes, que antes se llamaba Fuerte Bulnes. Esta es una zona donde han pasado hartas cosas históricas. Entonces ahí quisieron emplazar este centro de visitantes que se enfoca en la historia del esta parte del mundo. Lo repasa a nivel geográfico, histórico, marino, flora y fauna y también desde los pueblos originarios. Mostramos también las embarcaciones y los naufragios en esta zona.

E: Y ustedes ¿Alguna vez han exhibido sobre espacios naturales?

DL: Sí, el año pasado en un festival que se llama “Hecho en casa” que es un festival de intervenciones urbanas, donde hicimos una proyección sobre 6 árboles simultáneos en la Quinta Normal. Esto fue a propósito de un poema de Juan Luis Martínez que se llama “El lenguaje de los pájaros”.  Proyectamos una serie de pájaros sobre una plataforma multimedia envolvente, mientras se podía escuchar al poeta narrándolo. Los pájaros que utilizamos los modelamos con cerámica en frío. Estos son los mismos que uno puede encontrar en la Quinta Normal. También proyectamos en la nieve, en Farellones, para un evento.

11329739_1000254103318257_7401265696448904515_n
Proyección que en el Parque Quinta Normal. Foto: Hecho en Casa.

E: ¿Cómo ha sido el recorrido de este trabajo que no suele enseñarse mucho en las universidades? Obviamente ha sido de ensayo y error, ¿no?

DL: Sí, de todos los proyectos, además de que no hay ninguno que sea igual al otro, se saca un aprendizaje y, claramente, esto ha sido mucho de experiencia, nos hemos ido perfeccionando a medida que hemos ido avanzando. Ahora ya estamos con harta experiencia, ya sabemos los mecanismos y sabemos cuáles son nuestros puntos de riesgo, entonces, esos los hacemos con mayor anticipación por si tenemos que parchar. Pero no nos cerramos a abrirnos a cosas que no hayamos hecho. Siempre estamos dispuestos a tomar nuevos desafíos. Además trabajar con tecnologías, que están siempre avanzando, es un desafío constante. Ahora estamos en full HD, después va a pasar a 4K.  Si las resoluciones van subiendo, nosotros también tenemos que subir las máquinas, los cables, los softwares que siempre se están renovando. Esto nunca se acaba.  

Juan_Orlandi_fotografo_3
Proyección Ritual Hain, en Moscú. Foto: Delight Lab.

E: ¿Y están conscientes de cuánta energía consume toda la proyección que ustedes hacen?

DL: Sí, pero varía. En promedio podrían ser 40 o 50kv., pero todo depende de la proyección.

E: ¿Y han probado utilizar energías limpias?

DL: Como se necesita mucha potencia, todavía no lo hemos hecho, pero lo hemos pensado.  Nos lo han sugerido también, pero tendríamos que tener un back up de batería bien bueno, para cargar las baterías desde esa energía limpia y desde esa despegar. En realidad tendrían que almacenar harto y eso también es caro. Pero va para allá la cosa.

Además que los equipos también están cambiando a lámparas que consumen menos y dan la misma luminosidad. Todavía no te podríamos decir que sí seguro, porque necesitamos mucha potencia. Nosotros trabajamos en este momento con generadores, o sea que ni siquiera con baterías, sino que con generadores que, lamentablemente, se cargan a petróleo… Pero sí, está en nuestro universo de posibilidades. Al final, si se quiere, todo se puede. 

12654576_1139249349418731_1335597039694780899_n
Delight Lab en el Carnaval Guanaco. Foto: Delight Lab.

E: Ustedes estuvieron presentes en el recién pasado Carnaval Guanaco ¿Por qué decidieron hacerlo?

DL: Nos gustó la invitación porque nos interesa que se difundan estas temáticas. De esa zona, tal vez, no se sabía mucho y tal vez nosotros podemos hacer ruido entre nuestras redes sobre la minera Dominga, las termoeléctricas, en fin, sobre todo ese desastre que está quedando frente al cual nosotros tenemos una postura. Entonces si podemos hacer ruido, bacán. Y también por apoyar a Chao Pescao. No es la primera vez que lo hacemos. Los hemos apañado como tres o cuatro veces en distintos ámbitos, no solamente en festivales, sino que también en manifestaciones y cosas así. Ellos han contado con nuestro apoyo de manera desinteresada porque tenemos una conciencia y vamos a la acción de ella. 

E: Y ¿Cómo fue su relación con la comunidad durante el carnaval?

DL: Bueno, no estábamos emplazados en el lugar más visible, pero eso también le dio como una onda distinta porque la gente que llegó a ver  la proyección fue porque les pilló como por sorpresa mientras caminaban. Además, tuvimos buena relación con la persona que nos entregó la electricidad. Era una persona que vivía al frente de la plaza y le contamos lo que íbamos a hacer y nos dijo que sí cuando le pedimos el favor. Después invitó a toda su familia a ver el espectáculo de luces. Nosotros creemos que nuestros espectadores fueron más personas de la localidad que turistas.

E: ¿Cuál creen que es la importancia que tiene este tipo de intervenciones para fomentar los principios medioambientales?

DL: Para hacer más ruido. Nosotros tratamos de utilizar nuestras herramientas para hacer más conciencia. Este es un aporte que permite valorar la fauna y los recursos naturales de las distintas zonas para que la gente, a través de una experiencia de contemplación de la belleza, piensen “oye tenemos esto que es genial”. Con el Carnaval Guanaco, por ejemplo, nos pasó que pudimos integrar las artes, así como con los muralistas que pintaron, nosotros hicimos muralismo lumínico. Ambas disciplinas trabajaron por una causa común desde distintas perspectivas.

Captura_de_pantalla_2015-07-02_a_las_14.07.02
Proyección anamórfica, Sergio Larraín. Foto: Delight Lab.

Los hermanos declaran que son muy cuidadosos con los proyectos que trabajan y reconocen que  han rechazado algunos porque no quieren contradecirse. Dicen, incluso, que la minera Dominga les contactó para desarrollar un proyecto con ellos, pero lo rechazaron. Por el contrario, accedieron a trabajar en el Carnaval Guanaco, una instancia en la que proyectaron la vida de una ballena que recorre las profundidades del mar.

También nos comentaron sobre algunos de sus proyectos a futuro, entre los cuales se incluye su participación en el festival Lollapalooza de este fin de semana, donde trabajarán haciendo un motion graphics. Además, próximamente (no anunciaron fechas), serán parte de un proyecto de mapping patrimonial para Concepción y Chillán, donde pondrán en escena el valor de los hitos históricos de esta zona. También hace tres años que vienen desarrollando un proyecto que de mapping infantil, el CONCECREA, del Consejo de la Cultura, donde van a ir a distintas comunas con un taller con el cual se les enseña a los niños a hacer mapping utilizando sus propios dibujos. Este año no será la excepción.

Es decir, la agenda para este par de hermanos no se viene carente de actividades. Por otra parte, están constantemente alertas para visitar más festivales internacionales de mapping, para así seguir aprendiendo más de otros lugares del mundo y representando a nuestro país en esta disciplina que cada día enfrenta nuevos desafíos.

A continuación puedes ver la proyección que realizaron en el Museo de Historia Natural de Valparaíso:

¿Haz escuchado hablar alguna vez de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt? Esta se compone de tres islas, Chañaral, Damas y Choros. La primera de las tres se encuentra en la Región de Atacama, mientras las otras dos están en la Región de Coquimbo, frente a una comunidad que desarrolla su vida en torno a […]

¿Haz escuchado hablar alguna vez de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt? Esta se compone de tres islas, Chañaral, Damas y Choros. La primera de las tres se encuentra en la Región de Atacama, mientras las otras dos están en la Región de Coquimbo, frente a una comunidad que desarrolla su vida en torno a la actividad marítima. Estamos hablando de Punta de Choros.

Antes de llegar a este poblado, por supuesto, hay otras comunidades, como Chungungo, Caleta Los Hornos, Los Choros, entre otros, y todos ellos en su conjunto componen la comuna de La Higuera. Es en este espacio que entre agosto del 2012 y enero del 2015, se comenzó a gestar un proyecto minero-portuario. Por una parte, el Puerto Cruz Grande, presentado por la Compañía Minera del Pacífico S.A.(CMP) y, por otro, la minera Dominga, perteneciente a la compañía Andes Iron.

nodomingabaja

Esta zona es altamente sensible a este tipo de proyectos, porque es allí donde se encuentran dos reservas marinas (Reserva Marina Islas Choros y Damas y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt). Estas conforman en conjunto la primera zona protegida en el mundo para el Pingüino de Humboldt  (spheniscus humboldti), especie en estado vulnerable, con alto riesgo de pasar a peligro de extinción. Es el hábitat de alrededor de 13.000 parejas, correspondiendo al 80% de la población mundial. Además, es allí donde se concentra la vida de diversos animales marinos, como el chungungo, el lobo de un pelo, el delfín nariz de botella y la presencia esporádica de ballenas y cachalotes. En lo que a flora se refiere, existen 59 especies de plantas vasculares entre las que destacan añañucas amarillas, lirios, cactus (Eulichnia acida), entre otras.

foxbaja

Es por esta razón que diferentes organizaciones medioambientales han comenzado a levantar su voz en contra de este megaproyecto, sin embargo,  la actividad industrial, efectivamente, ya comenzó. ¿Por qué se a pesar de conocerse estos antecedentes que deberían ser suficientes para garantizar la protección medioambiental de esta zona, no está protegida?

Según algunas organizaciones como Sphenisco e.V., Antarctic Research Trust, Movimiento en Defensa del Medio Ambiente (MODEMA), entre otras, que han trabajado directamente con esta problemática y con la comunidad de Punta de Choros, el proceso de aprobación del megaproyecto pasó por una serie de irregularidades.

La primera de ella es que no se le exigió a la CMP entregar la información de base que permitiera una real evaluación ambiental. De esta manera, se permitió que el titular ignorara el hecho de que el borde marino costero entre Caleta Hornos e Isla Chañaral constituyen un sólo ecosistema. En consecuencia, tampoco tuvo que pronunciarse por los impactos sobre las áreas protegidas del estado que se encuentran a solo 14 millas náuticas de distancia, ni respetó las más de 15 áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos (AMERBs).

Desde un comienzo, varios organismos técnicos solicitaron que el proyecto se pronunciara respecto a temas como cuál sería la ruta de navegación de los barcos, para considerar si ésta afectaría o no la zona de alimentación de las especies vulnerables o acerca de las emisiones contaminantes que podrían ser transportadas por las corrientes marítimas. A pesar que estas solicitudes no fueron consideradas ni respondidas adecuadamente, el proyecto se aprobó.

Al calificar el proyecto, no fueron consideradas e incorporadas las condiciones indicadas por Sernapesca (Servicio nacional de Pesca de la región) y Subpesca (Subsecretaria de pesca y Acuicultura) en relación a la navegación de los barcos ni a las medidas para impedir la introducción de especies no nativas en esta zona marítima.

Finalmente, como antecedente se considera que el único secretario regional ministerial (SEREMI) que votó en contra del proyecto, cinco días más tarde renunciaría a su cargo, por “asuntos personales” que le impedían continuar en el cargo… Otro antecedente no menos importante es que uno de los socios de involucrados en el levantamiento de este proyecto es Carlos “Choclo” Délano (cercano al ex presidente Piñera) uno de los tantos rostros políticos relacionadas al caso PENTA.

reserva_1
En esta reserva es común ver grupos de delfines.

¿Qué hacemos?

Entre el 30 y 31 de enero del 2016 se realizó en la comuna de La Higuera un carnaval pensado por organizaciones como Oceana, Chao Pesca y Modema. El Carnaval Guanaco adaptó este nombre porque los primeros afectados por la construcción del proyecto minero han sido los guanacos que habitan las colinas de esta zona del país. Al ser cercado el territorio que ocupará el proyecto minero, estos camélidos se quedaron atrapados entre sus alambres sin comida. Fue así como ya  fallecieron varios de ellos. Esta es la primera consecuencia que trajo la Dominga para los seres de la comunidad. Obviamente, el primero de muchos que traerá con el tiempo.

La actividad tomó el rol de ser un Carnaval de Medioambiente, Música, Arte y cultura por la conservación en las Reservas, el cual ayudó a dar visibilidad a la problemática. Con la asistencia de varios artistas musicales, como Matanza, Camila Moreno, Fernando Milagros, Abya Yala, Asamblea del Dub, sumado a la realización de actividades como talleres y muralismo, llegaron un sinfín de turistas, que atraídos por el espectáculo, lograron reconocer que algo peligroso estaba ocurriendo en la zona.

Y, si tú quieres ser parte de la resistencia estos megaproyectos, no olvides firmar esta declaración.

 

Al pasar por las calles Templeman, Cumming, Ecuador y otras de la ciudad de Valparaíso, podemos hacer un recorrido por el trabajo de un reconocido muralista chileno: Charquipunk. Su obra combina formas y colores que logran un acabado perfecto entre realidad y fantasía. Charquipunk tiene un nombre, pero prefiere mantenerlo en el anonimato. Es un […]

Al pasar por las calles Templeman, Cumming, Ecuador y otras de la ciudad de Valparaíso, podemos hacer un recorrido por el trabajo de un reconocido muralista chileno: Charquipunk. Su obra combina formas y colores que logran un acabado perfecto entre realidad y fantasía.

Charquipunk tiene un nombre, pero prefiere mantenerlo en el anonimato. Es un hombre sencillo, silencioso. Pinta con la mascarilla, por eso habla poco cuando está trabajando. Obsesivo con los detalles. Se fija meticulosamente en cada cosa y se encarga de ella con especial dedicación por si le faltó o sobró algo.

Este muralista, que algunas veces también se las ingenia haciéndolas de Dj, es oriundo de la comuna costera de Concón, pero la mayor parte de su labor la ha desempeñado, principalmente, en Valparaíso donde comenzó a pintar en el ´99. Desde ese momento, jamás dejó de ejercer lo que más le gusta: el arte callejero.

siPunta de Choros-900

Hoy, ya lleva casi 17 años en este mundillo, en el cual se insertó con algunos bocetos que hacía durante su tiempo libre en diferentes cuadernos. “Lo primero que hice fue llevar a la muralla muchos dibujos que tenía en mis cuadernos, que eran fantasías principalmente, no había una temática en especial”, relata.

De esta forma es que ha plasmado desde expresiones bien fantasiosas, pasando por el realismo cuando retrata animales y también mezclando ambos mundos, como en el mural que se encuentra en Cerro Concepción, llamado “El cortejo del chinchinero y la sirena”, donde pintó a una sirena saliendo a las orillas de la playa, y frente a ella, un típico chinchinero de la ciudad puerto tocando su instrumento. Este mural, por ejemplo, trabaja el imaginario de Valparaíso desde sus historias. Son este tipo de representaciones las más recurrentes, mas no las únicas en su espectro temático:

“He dibujado tanto la ciudad como los gatos que la habitan. Ellos fueron mucho tiempo mi firma. Después trabajé harto con las fiestas tradicionales, con el folklore En algún momento, hice autorretratos y, durante el último tiempo, he estado trabajando con aves”, declara.

tumblr_nls8jz8LnU1t00e2to1_1280
«El cortejo del chinchinero y la sirena» es uno de los murales que Charquipunk ha pintado en Valparaíso, una muestra de cómo combina la realidad folklórica y la fantasía. Por: Charquipunk.

Claramente lo que lo mueve es pintar. Uno de sus últimos proyectos son las llamadas “láminas”, donde plasma algún animal que esté en peligro de extinción y, más abajo de este, escribe el nombre común más el científico con que se le conoce. Con esta iniciativa, ha estado recorriendo Perú, Portugal, Colombia, y distintos sectores de Chile, tal como Punta de Choros.

Charquipunk en el Carnaval Guanaco:

En marco de este encuentro medioambiental se insertó otra de las intervenciones pensadas por el Charqui, como le llaman sus amigos (también muralistas) de la Brigada Negotrópica.

Este mural fue uno de los trabajos que realizó:

Punta de Choros 108
El Pingüino de Humboldt, especie amenazada por la actividad industrial en el norte de Chile, es un animal endémico que habita en las costas de Punta de Choros. Lámina pintada por Charquipunk en Punta de Choros.

Una de sus tantas láminas, con las cuales busca generar espacios de expresión artística al aire libre y de libre acceso. Algo así como un museo abierto para la gente. Charqui señala que este tipo de expresión busca relacionarse con la realidad de la gente:

“Si es un museo con temática, que sea para que la misma gente se sienta representada con ese tema. O sea, acá la gente se siente representada con el mar, por ejemplo, porque  viven con él.  No es que yo llegue y pinte algo que es desconocido para ellos”.

Charquipunk realiza estas acotaciones mientras pinta un mural en la caleta Los Corrales de Punta de Choros en conjunto a la Brigada Negotrópica. Cuando conversa, algunos pescadores lo escuchan y asienten fehacientemente a sus declaraciones. Muchos se encuentran expectantes a cómo avanza el mural. Otros, hacen vida social con los chicos que han venido hasta acá para trabajar en murales que promuevan la conciencia medioambiental en esta zona,  la cual se encuentra constantemente amenazada por proyectos industriales.

Memoria social:

16558085213_3c93bc0b7a_b
Los «Yaitiris» son curanderos y sabios aymaras. Este mural se llama Yaitiri y está ubicado en Cochabamba, Bolivia. Foto: Charquipunk.

Para Charquipunk, el muralismo es una forma de generar memoria acerca de lo que hemos olvidado de manera inconsciente. Asimismo aclara:

“Es la única manera de recordar lo que te ha ocurrido, lo que fuiste en algún  momento y no repetir los mismos errores. Hay muchas cosas que se pueden hacer. Hay muchas variantes. Por ejemplo, en este momento en la historia de Chile vemos como el sistema político se ha encargado de hacernos olvidar. Se ha encargado de que no sepamos de dónde venimos, ni con qué animales convivimos. Bueno, al sistema le conviene que seamos ignorantes. Por ejemplo, si la gente no sabe que en este lugar existen miles de especies, no se va a preocupar de cuidarlos”.

Dice que el muro puede “jugar un papel político ideológico dentro de la sociedad”. ¿La muralla? Pero… ¿Qué cosa más inanimada que ella? Bueno, sí puede tomar vida, cuando cuenta cosas que alguien está tratando de decirnos o, como Charqui describe: “Cuando trae al recuerdo, a la memoria colectiva, esas cosas que el sistema se ha encargado de hacer que uno olvide”.

¿Por qué crees que la imagen puede generar tal repercusión en la gente?

Charquipunk: Tienes que pensar que el mural es un medio de comunicación directo, que está en la calle. ¿Tú crees que la gente que está en esta caleta, por ejemplo, se va a preocupar de ir a un museo a ver unos cuadros? Mejor el cuadro viene a la gente. Y si uno tiene esa habilidad para comunicar ciertas cosas, hay que hacerlo. O sea, no hay que tener el ego por arriba y creer que uno está cambiando el mundo, pero sí está aportando ese granito de arena. Hay que tener esa conciencia.

Resulta interesante la propuesta de Charquipunk: el arte viene a buscar al observador. El artista, en este caso, deja el mensaje en la calle, con la gente, y trabaja con ella de la mano. Mira lo que les rodea y se encarga de comulgar con ello.

siPunta de Choros 148
Mural de caleta Los Corrales en Punta de Choros. Realizado por Charquipunk, Brigada Negotrópica y LaPerra.

En Chile hoy existe una prolífica vida en torno a la pintura en murales. Entre ellos se conocen y muchos suelen desarrollar proyectos juntos. Por ejemplo en esta ocasión, la Brigada Negotrópica, LaPerra y Charquipunk pintaron una bodega que los pescadores tienen en su caleta.

Acerca de esta relación, Charqui señala:

“Nos conocimos hace un par de años y nos dimos cuenta que teníamos temáticas en común. Entonces empezamos a salir a pintar muros juntos. Ha sido una experiencia bacán porque, por un lado, a ellos también les interesa rescatar temas folclóricos, fiestas tradicionales. Y comulgamos en varios conceptos políticos, con los cuales hemos pintado murales de detenidos desaparecidos, por ejemplo. En el fondo podríamos decir que la temática que nos une es la memoria en el acontecer político-social, de las tradiciones y de la naturaleza también. En el fondo, ambos ocupamos el muralismo para contarle algo a la gente. Y rescatar cosas que están olvidadas”.

036-loicas-a1-768x1024
Loica, por Charquipunk.