En tiempos de cambio e incertidumbre, aferrarse a la memoria biocultural