Para los que no saben, los humedales son ecosistemas acuáticos que sostienen la biodiversidad y que nos proveen importantes elementos para la vida. En nuestro país los podemos encontrar a lo largo de toda la costa, en forma de estuarios y lagunas costeras, mientras que en la Cordillera de los Andes se desarrollan como salares, […]

Para los que no saben, los humedales son ecosistemas acuáticos que sostienen la biodiversidad y que nos proveen importantes elementos para la vida. En nuestro país los podemos encontrar a lo largo de toda la costa, en forma de estuarios y lagunas costeras, mientras que en la Cordillera de los Andes se desarrollan como salares, lagunas salobres, bofedales, vegas, ríos y lagos.

Los humedales abundan en Chile, pero también existen en muchas otras partes del mundo, en países como Perú, Colombia y México, entre otros, cumpliendo el mismo importante rol de equilibrio.

Sin embargo, estos esenciales espacios naturales están siendo amenazados. En efecto, estudios científicos demuestran que desde 1900 ha desaparecido el 64 % de los humedales del planeta, y en comparación con 1700, se calcula que se ha perdido el 87 % de los humedales a nivel mundial (MMA Chile).

Es por esto que la preocupación respecto a la conservación de estos ecosistemas ha sido un tema fundamental alrededor del mundo, y expresiones sociales, políticas y artísticas así lo demuestran.

Los humedales son lugares de gran biodiversidad, fotografía de José Gerstle.

Conservación de humedales en el mundo

Dentro de los esfuerzos políticos por proteger los humedales del planeta, está la firma del SMOT, o Sistema mundial de Observación Terrestre, y la Convención de Ramsar, el año 2006. «La conservación de los ecosistemas de los humedales es esencial no sólo para el suministro sostenible de agua dulce, sino también para conservar la biodiversidad y garantizar otros servicios necesarios para la salud y el bienestar de las personas en todo el mundo», declaró en la época el Subdirector General de la FAO, Alexander Müller, sobre esta convención, que hoy cuenta con 152 partes contratantes (FAO.org).

Desde ese entonces, y durante los años que se vinieron, el SMOT ha desempeñado una importante función en la supervisión y evaluación de los humedales, con el fin de afrontar la pérdida y el deterioro de estos ecosistemas.

«Las principales cuestiones de las cuales se ocupa el SMOT, como el uso de las tierras y el cambio de la cubierta vegetal, la gestión de los recursos hídricos, la pérdida de biodiversidad, el cambio climático, la contaminación y la toxicidad, ofrecen una sólida base para enriquecer nuestros conocimientos sobre la dinámica de los humedales, elemento decisivo en la evaluación del suministro de agua dulce, la demanda y la crisis en los sistemas sostenibles de alimentos y agricultura», informó la experta de la FAO Lucilla Spini.

Documental Chacahuita

En este contexto, y como una propuesta mixta entre arte y conservación, se enmarca el documental Chacahuita, obra audiovisual dirigida por la cineasta mexicana Juana Reyes Díaz y estrenada en 2016. Esta película es la historia de un pueblo en la región de la costa de Oaxaca, que hace veintidós años se organizó para pelear, defender y proteger sus humedales de una empresa extranjera, la cual pretendía establecer un criadero de camarones.

Sus protagonistas, Sadot, Margarito, Eusebio y Manuel, cuentan su historia de lucha, además de agregar datos de la situación actual de esos humedales en Chacahuita. Cabe destacar que la zona de Oaxaca alberga una rica diversidad cultural, donde conviven más de 16 grupos étnicos, dato no menor a la hora de analizar su sentimiento de arraigo y cercanía a la tierra.

De hecho, la resistencia de sus habitantes contra la empresa y sus fuerzas de represión quedan en evidencia en los 26 minutos que dura el documental.

Respecto a la historia que motiva a la directora, es precisamente su propio desarrollo humano y laboral. En efecto, Juana Reyes Díaz (nacida en 1988) es maestra de Educación Especial, bajo la perspectiva del respeto y la tolerancia hacia la diversidad. Forma parte del colectivo Distopía, que tiene como objetivo realizar encuentros culturales en las comunidades de la costa de Oaxaca. Además, es coordinadora del cineclub comunitario El Guamil y esta es su primera obra de este tipo.

En Chacahuita vemos como el cine se transforma en una herramienta de difusión de temas que podrían quedar en un total desconocimiento, o quizás, simplemente no superarían sus límites geográficos. Sin embargo, y gracias a cintas como esta podemos entender que la problemática de la conservación y protección de los humedales pasa de ser una resistencia local a una misión mundial.

Hace solo algunos días se lanzó el tercer capítulo de la serie audiovisual “The Trackers”, la cual consiste en corto-documentales de flora y fauna de Chile, difundidos a través de redes sociales. Sus realizadores nos cuentan que su objetivo es poder ayudar en la educación ambiental de nuestro patrimonio natural. En este tercer capítulo se […]

Hace solo algunos días se lanzó el tercer capítulo de la serie audiovisual “The Trackers”, la cual consiste en corto-documentales de flora y fauna de Chile, difundidos a través de redes sociales. Sus realizadores nos cuentan que su objetivo es poder ayudar en la educación ambiental de nuestro patrimonio natural.

En este tercer capítulo se entrevista a Eduardo Pávez, Presidente de la Unión de Ornitólogos de Chile, quien nos explica qué es el Tucúquere: un ave rapaz nocturna y nativa de Chile, la cual habita desde la mitad del Perú hasta Tierra del Fuego, por ambas vertientes de la Cordillera de los Andes. Además, en el cortometraje se pueden ver sus características básicas, sus principales depredadores y su importante rol ecológico.

Francisco Valdés, uno de los realizadores de este proyecto, nos cuenta que “hicimos el Tucúquere porque en Chile hay mucha información sobre el puma y el cóndor, por ejemplo. Y quisimos rescatar otras especies importantes. Esta ave rapaz está actualmente en un estado de conservación con bajo riesgo de extinción, y coexiste con nosotros en lugares más comunes de los que pensamos, alrededor de la ciudad, como Isla Maipo y la Rinconada de Maipú, entre otros”. Francisco destaca además el rol fundamental del Tucúquere como controlador natural de plagas -entre ellas, los ratones-.

Tras mucha investigación, estudios sobre la especie y grabaciones de noche (ya que es un ave rapaz nocturna) lograron concretar la tercera parte de esta serie que vuelve a enfatizar en el valor de la educación ambiental y conservación de la flora y fauna de nuestro país. El lema de The Trackers, el cual vuelven su misión, es “educar para poder conservar”.

Carnage: La primera comedia vegana

El veganismo, siendo una palabra que evoca fácilmente restricciones dietarias y de vestimenta que están intrínsecamente ligadas a la cría intensiva de animales y los horrores que eso conlleva, no es necesariamente un concepto que se relacione con el humor. Sin embargo, el director y comediante inglés Simon Amstell ha logrado lo que parecía imposible: […]

El veganismo, siendo una palabra que evoca fácilmente restricciones dietarias y de vestimenta que están intrínsecamente ligadas a la cría intensiva de animales y los horrores que eso conlleva, no es necesariamente un concepto que se relacione con el humor. Sin embargo, el director y comediante inglés Simon Amstell ha logrado lo que parecía imposible: hablar del veganismo a través de un relato lleno de risas.

“Carnicería: tragando el pasado” es una película que parece ser un documental pero en realidad es una obra que no está basada totalmente en hechos sino que su estructura permite crear la ilusión de estar frente a una obra cien por ciento real. La utilización de material de archivo e información fidedigna mezclada con actuaciones ficcionadas hacen de este mockumentary una pieza dinámica que sin duda rememora a cientos de documentales serios y de alto impacto. De hecho está narrado por una voz idéntica a la de los entrañables documentales de la BBC, la casa productora del filme, lo que hace al relato más creíble y allana el paso a lo que es la verdadera información entregada. “Carnage” entonces pasa a ser una entretenida excusa para tocar temas tan sensibles como el maltrato animal, los problemas de salud y climáticos que la ganadería implica y por sobre todo, crea conciencia acerca de la ética con que tratamos a los demás animales.

La historia comienza en el año 2067 donde los jóvenes han crecido en un mundo donde nadie come animales y nuestro planeta se ha transformado en un lugar donde la prosperidad es plena y se ha alcanzado gracias al respeto y solidaridad con todos los seres vivos. Los adolescentes por lo tanto no pueden comprender que en algún momento de la historia humana las personas comían a otros mamíferos y es por esto que se prestan para, a través de equipos de alta tecnología, experienciar lo que era vivir en nuestros tiempos donde el consumo de carne y productos lácteos a gran escala es considerado ético. Las personas mayores muestran en el filme mucha vergüenza por haber sido parte de la masacre de la carne y deben participar en terapias intensivas que los libre de la culpa de haber tenido tan poca consideración con el resto de los seres vivos y el planeta, y tratan de explicar a los más jóvenes que en estos tiempos, comer carne no era considerado sólo normal, sino que saludable.

Cuando empezamos a rememorar es cuando conocemos momentos históricos claves para la crónica de nuestra alimentación, como por ejemplo, cuando en la segunda guerra mundial escaseaban los alimentos y en Inglaterra se recurrió al racionamiento. Es ahí donde se desarrollan los primeros sustitutos de la carne, los huevos y otros productos de origen animal. A medida que avanzamos en la línea de tiempo la ficción y la realidad se entremezclan constantemente para ingeniosamente demostrar cómo el gobierno, a través de políticas públicas, y la publicidad, a través de insinuaciones de glamour y bienestar, han inculcado en la población la idea de que comer animales es necesario e imperativo para el ser humano contemporáneo.

Gracias a mecanismos cinematográficos como el montaje paralelo, se hace evidente la obsesión que tenemos con algunos animales, así como también la esquizofrenia que padecemos al llorar a nuestras mascotas para después comernos sin problemas a otros tantos animales que se les asemejan (fenómeno denominado «especismo»).

También se utilizaron astutamente distintos tipos de gráficas que no solo tienen una función de acento del contenido sino que también de hacer reír a carcajadas, como cuando las identidades de antiguos consumidores de lácteos están protegidas por el usual cuadrillé digital sobre sus caras, mientras nombran todos los tipos de quesos que llegaron a consumir. Entendemos también, gracias a un contraste entre la música, el sonido y las imágenes, cómo las modas moldean nuestras decisiones, ya que conocemos a los primeros que se autodenominan veganos en los años setenta y son personas que difícilmente podrían inspirar a otros a seguir su estilo de vida, pero que con el paso de los años y la conversión de grandes estrellas de cine y la música al veganismo se hace socialmente aceptable dejar de consumir productos derivados de animales.

 

Ya desde los años ochenta en adelante la carne deja de parecer carne y Amstell considera éste uno de los grandes gatillantes de la indiferencia que tenemos ante el origen y consecuencias de nuestras opciones alimentarias. Paralelamente la publicidad cambia su enfoque hacia los niños, quienes crecen comiendo animales sin jamás hacer la relación de que eran seres con sentimientos ya que un chicken nugget no tiene nada que ver con un pollo, por ejemplo, y es de esperarse que al ser adulto no tenga sensibilidad ante la tortura que está detrás de ese alimento. La sexualización del consumo del yogurt también aparece como uno de los artilugios del marketing que hace olvidar que los lácteos han sido relacionados con varios tipos de cáncer, incluyendo el de mamas, y al alto impacto que generan estas industrias en el medio ambiente.

La Organización de las Naciones Unidas ha declarado el veganismo esencial para combatir el cambio climático. El costo en agua, terreno y contaminación que implica la cría de intensiva de animales tiene un precio que sencillamente no podemos pagar con la población actual mundial y menos con sus proyecciones a futuro. Son innumerables las obras audiovisuales que enumeran y constatan la directa relación que existe entre comer productos de origen animal y los efectos del calentamiento global, como son los fenómenos climáticos extremos e inusuales, las inundaciones, las olas intensas de calor y frío, los tornados, etc. Esta película es la única hasta el momento que sólo a través de la ironía logra tocar la fibra de hasta el más escéptico y expone sin lugar a dudas que alguien que se preocupa por el medio ambiente y su biodiversidad simplemente no puede comer animales.

* El documental completo está disponible en el siguiente enlace (no cuenta con subtítulos en español).

La llegada de la hidroeléctrica Mediterráneo marca un hito en el valle del río Puelo, pues sus habitantes se percatan que es necesario exigir que se respete su derecho a elegir sobre el futuro de su territorio. El documental Voces de Puelo retrata la opinión de estos vecinos, su estilo de vida único y el […]

La llegada de la hidroeléctrica Mediterráneo marca un hito en el valle del río Puelo, pues sus habitantes se percatan que es necesario exigir que se respete su derecho a elegir sobre el futuro de su territorio. El documental Voces de Puelo retrata la opinión de estos vecinos, su estilo de vida único y el conflicto socioambiental al que se enfrentan.

La exhibición será el día martes 16 de Mayo a las 18:30 en el Auditorio Jorge Muller del ICEI, Universidad de Chile, Campus Juan Gómez Millas.

 En la ciudad de Santiago estamos acostumbrados a mirar una nube gris casi todos los días que cubre la ciudad. Este hecho nos debiera preocupar, y debiéramos reflexionar sobre los derechos civiles básicos, la salud pública  y la injusticia ambiental, exigiendo que nuestras ciudades sean planificada pensando en el bienestar de sus habitantes. ¿Existe solución […]

 En la ciudad de Santiago estamos acostumbrados a mirar una nube gris casi todos los días que cubre la ciudad. Este hecho nos debiera preocupar, y debiéramos reflexionar sobre los derechos civiles básicos, la salud pública  y la injusticia ambiental, exigiendo que nuestras ciudades sean planificada pensando en el bienestar de sus habitantes.

¿Existe solución a la contaminación santiaguina?

Hace sólo semanas que se realizó en el país el CENSO nacional para saber finalmente y a ciencia cierta, cuántos somos en Chile. Por supuesto que aún no hoy cifras oficiales, pero de todas formas  se estima que al menos 7 millones de chilenos viven en la capital.

Es interesante preguntarse entonces qué tipo de calidad de vida le entrega Santiago de Chile a sus habitantes, de todas las comunas y sectores. Puede haber muchas diferencias, pero el aire que respiran los capitalinos es el mismo: smog y más smog.

Es el tema esencial que toca el Documental “Cuando Respiro”, de la directora Coti Donoso y que fue estrenado en 2015. Su registro se realizó en una comuna emblemática por sus altos índices de polución y pre emergencias al menos dos veces en el año.

Fueron 9 años de investigación, grabación y montaje del trabajo audiovisual, lo que genera una validación extra a la hora de analizar este tremendo problema que parece no tener solución.

“Es importante que las políticas públicas vayan de la mano con la expansión de la población y la ciudad, que hoy crece de una manera muy desregulada”, comentó la documentalista en el momento del estreno de “Cuando Respiro”.

RESEÑA

Santiago es una de las ciudades más contaminadas del mundo. Alberto, un dirigente social y el abogado Luis Mariano Rendón son conscientes de ello e intentan generar un cambio, en medio de una capital que crece en forma desmedida. Y se presenta una adversa realidad: autoridades que hacen vista gorda al problema y gente que vive bajo una inmensa nube gris.

Llegando el otoño, comienza el frío y se instala una capa de contaminación en el aire santiaguino. La consecuencia directa es, por supuesto, el aumento en problemas respiratorios y numerosas pre emergencias medioambientales.

Es así como “Cuando Respiro” muestra el alcance del dañino aire que impregna la ciudad, y la vida de quienes sufren sus consecuencias y luchan por un derecho tan básico como es respirar aire limpio.

 

Dirigido por el cineasta Francisco Hervé, este documental llamado «La Ciudad Perdida» (2016) se sitúa en Aysén, una región de la Patagonia chilena con apenas 90 mil habitantes. Inspirado en el mito patagónico de la Ciudad Encantada de Los Césares, una ciudad construida en oro hace 500 años, el documental se adentra en los maravillosos […]

Dirigido por el cineasta Francisco Hervé, este documental llamado «La Ciudad Perdida» (2016) se sitúa en Aysén, una región de la Patagonia chilena con apenas 90 mil habitantes. Inspirado en el mito patagónico de la Ciudad Encantada de Los Césares, una ciudad construida en oro hace 500 años, el documental se adentra en los maravillosos paisajes de la Patagonia.

El documental fue registrado en distintas locaciones de la zona, como Valle del Río Quinto, la Junta, Río Claro, Cochrane y Lago Bertrand, y presenta una mirada pausada y reflexiva que nos lleva por caminos recónditos y presentando en su desarrollo a diversos personajes, desde extranjeros residentes, gauchos y defensores férreos contra la construcción de hidroeléctricas.

Actualmente, «La Ciudad Perdida» se encuentra en la CARTELERA de la Cineteca Nacional, en la Plaza de la Ciudadanía (Santiago Centro).

 

Puedes ver el trailer acá: https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=KIqr-dKqHPE

Cantábrico: Los Dominios del Oso Pardo

Cuando uno piensa en el territorio de Europa -o España específicamente- la naturaleza suele pasar a segundo plano.  Sin embargo, existen extensos territorios montañosos que cuentan con altos niveles de biodiversidad, a pesar de la alta tasa de expansión urbana que ha presenciado todo el continente. Aún existen estos rincones salvajes, y basta con mirar el trailer de […]

Cuando uno piensa en el territorio de Europa -o España específicamente- la naturaleza suele pasar a segundo plano.  Sin embargo, existen extensos territorios montañosos que cuentan con altos niveles de biodiversidad, a pesar de la alta tasa de expansión urbana que ha presenciado todo el continente.

Aún existen estos rincones salvajes, y basta con mirar el trailer de este documental para ser testigo de la enorme diversidad de fauna y flora compartiendo un espacio natural majestuoso, lleno de vida, colores y sonidos. Se trata de «Cantábrico: Los Dominios del Oso Pardo», que cuenta la historia de una imponente cordillera de más de 400 Km., ubicada al norte de la Península Ibérica y que se levanta como una gran barrera paralela a la costa del mar que lleva su nombre, el Mar Cantábrico.

En su otra vertiente, la cordillera Cantábrica se presenta repleta de cañones y bosques continentales de hayas, robles y castaños. La influencia cálida del mar ha determinado un clima con elevadas precipitaciones, originando montes de exuberante vegetación. Es el lugar perfecto para esconder un gran número de animales y otras formas de vida que cohabitan aquí desde tiempos inmemoriales.

Pero por encima de todo, es el territorio de una de las criaturas más formidables del hemisferio norte: el oso pardo cantábrico. Y es precisamente este fabuloso animal uno de los escogidos por sus realizadores para conducir este largometraje.

El cantábrico es un lugar mágico y misterioso, donde muchos de sus rincones están aún por descubrir. Es el reino de los bosques, el dominio de los caballos salvajes, la tierra donde las nieblas esconden a los lobos ibéricos, a los gatos monteses y a los urogallos, el lugar donde la fantasía y la realidad caminan juntas. Un territorio salvaje que permanece aún en el olvido y que esperamos la mano del hombre no destruya.

Su director es el reconocido Joaquín Gutiérrez Acha, primer documentalista español en trabajar para las compañías de documentales más importantes del mundo, como National Geographic, BBC (Natural History Unit), Survival Anglia Televisión y Terra Mater Factual Studios, entre otros. Esto asegura una calidad en imagen y guión que, junto al productor José María Morales, hacen de este trabajo un imperdible para quienes disfrutan y aman la naturaleza.

Esta obra, que tuvo 24 meses de rodaje, se estructura bajo el patrón de las cuatro estaciones y promete ser uno de los largometrajes que marquen este año. Su estreno mundial será el 31 de marzo de 2017, y por mientras, les dejamos su trailer.

El documental «Voces de Puelo» es el relato de los habitantes de Puelo y Cochamó sobre el estilo de vida de este prístino lugar y la opinión sobre la posible llegada de la central hidroeléctrica Mediterráneo. Son sus habitantes quienes se expresan sobre esta situación, que nuevamente pone frente a frente proyectos de generación energética […]

El documental «Voces de Puelo» es el relato de los habitantes de Puelo y Cochamó sobre el estilo de vida de este prístino lugar y la opinión sobre la posible llegada de la central hidroeléctrica Mediterráneo.

Son sus habitantes quienes se expresan sobre esta situación, que nuevamente pone frente a frente proyectos de generación energética que van en desmedro de turísticas zonas, donde la naturaleza se presenta tan cual es, en todo su esplendor.

El estreno se realizará el próximo 3 de marzo, a las 19 horas, en el Gimnasio de Río Puelo, siendo la entrada gratuita.

Luego, se mostrará en el Salón Azul de la Municipalidad de Puerto Varas, los días 6 y 7 de abril. Entrada $1.000.

 

Entre el 22 de junio y el 8 de julio de este 2017, artistas de proyectos documentales de todo Chile podrán vivir una experiencia inolvidable de formación y conexión con la naturaleza. La ciudad más austral de Chile será el escenario perfecto para un proyecto único en su especie y que espera marcar para siempre […]

Entre el 22 de junio y el 8 de julio de este 2017, artistas de proyectos documentales de todo Chile podrán vivir una experiencia inolvidable de formación y conexión con la naturaleza.

La ciudad más austral de Chile será el escenario perfecto para un proyecto único en su especie y que espera marcar para siempre a quienes participen en él. Se trata del proyecto ARCA, una residencia artística en Puerto Williams (Cabo de Hornos) y que busca potenciar los procesos creativos y ejecutivos de artistas jóvenes que inician sus carreras en el área audiovisual.

Revista Endémico conversó con Alfredo Pourailly, director de ARCA, quien nos contó como el proyecto surge de la necesidad de crear un espacio de apoyo a la creación, específicamente para artistas que inician sus carreras y que se encuentran desarrollando sus primeros proyectos. Por lo mismo, la primera edición está enfocada en nuevos realizadores de documentales que trabajan su primera o segunda película, y que se encuentran en etapas cruciales de desarrollo o montaje.

“Pero como no todo se trata de crear, también buscamos ayudar a los artistas en el proceso de hacer realidad sus proyectos, esto quiere decir, profundizar las etapas de producción, entregar herramientas para la búsqueda de financiamiento a través de fondos concursables y exponer el panorama de la industria creativa y cinematográfica nacional e internacional. En pocas palabras, cómo hacer de mi obra mi trabajo”, explica Alfredo.

De esta forma, 10 proyectos en etapa de desarrollo y 5 en etapa de montaje serán seleccionados a partir de una convocatoria de carácter nacional, quienes recibirán la asesoría de destacados profesionales de la industria cinematográfica nacional a través de tres módulos de trabajo: Escritura creativa, Montaje y Producción ejecutiva

​Y uno de los aspectos más fundamentales es que los artistas seleccionados recibirán una beca de alojamiento, alimentación y transporte hasta Puerto Williams, para así desarrollar todas las actividades y talleres. Alfredo agrega que es importante destacar que “la beca que otorga la organización cubre la participación de un sólo participante por proyecto. Así, en total, serán 15 los proyectos seleccionados”.

De esta manera, quienes estén interesados en participar, podrán enviar su postulación hasta el 31 de marzo, a hola@arcaresidencia.com.

UN LUGAR DE ENSUEÑO Y CONEXIÓN

Escoger un espacio natural como es Puerto William no es una elección al azar. Y así lo explica el director de este proyecto. “La sede de ARCA no es casualidad. En Puerto Williams (Región de Magallanes y Antártica Chilena) se ubica en la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, un territorio natural y cultural único, tanto por sus paisajes como por el pueblo ancestral yagán y su ubicación geográfica extrema, y que lo sitúa como el pueblo más austral del mundo”.

De esta forma, sus características hacen de este lugar un espacio ideal para realizar una residencia artística, donde los participantes podrán alejarse del mundo vertiginoso en el que vivimos y poner foco en su desarrollo creativo. “Además, buscamos fomentar la interacción multicultural a través de una convocatoria abierta a todos los artistas chilenos residentes en el país, desde la Región de Arica a la de Magallanes”, comenta Alfredo.

Para poder concretar un proyecto de esta índole, el equipo de trabajo ha contado con apoyos fundamentales, como por ejemplo, el financiamiento del Fondo de Fomento Audiovisual del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, de Errante Ecolodge, del Museo Antropológico Martín Gusinde, de Transbordadora Austral Broom y de SANFIC Industria.

Cabe destacar que ARCA está rodeada de naturaleza prístina, ya que la Isla Navarino (isla en la que se ubica la ciudad de Puerto Williams) es parte de las últimas islas de Chile, y hogar de los bosques más australes del planeta. “En ella, la naturaleza se presenta imponente y el ser humano pequeño, un contraste muy inspirador para la creación artística. El aislamiento permite entrar en contacto directo con el espacio, conformándose como un lugar ideal para el desarrollo de las actividades propuestas. Los participantes podrán conectarse con la naturaleza y con sus proyectos creativos de una forma única”, nos explica Alfredo, comentando además que “buscamos proyectos que reflexionen en torno al medioambiente, entendiéndolo de un modo amplio y transversal, pero no exclusivamente enmarcados en este tema.  En general, queremos ideas documentales que inviten al espectador a realizar un viaje por una historia, una experiencia cinematográfica. Buscamos películas que nos inviten a hacernos preguntas, más que nos den respuestas”, finaliza.

Un documental sobre la vida del Huemul

Este documental estrenado en el 2014 es una realización audiovisual que pretende difundir y educar sobre la vida de un  mamífero cordillerano que vive en silencio, intentando perpetuar su existencia en medio de constantes amenazas. El huemul (Hippocamelus Bisulcus) o ciervo del sur andino es el pariente más cercano del ciervo del norte o Taruca, […]

Este documental estrenado en el 2014 es una realización audiovisual que pretende difundir y educar sobre la vida de un  mamífero cordillerano que vive en silencio, intentando perpetuar su existencia en medio de constantes amenazas.

El huemul (Hippocamelus Bisulcus) o ciervo del sur andino es el pariente más cercano del ciervo del norte o Taruca, y uno de los mamíferos más desconocidos de la fauna silvestre latinoamericana. Su escaza presencia se limita a pequeños grupos de individuos que se distribuyen en ambientes cordilleranos de los Andes en Chile y Argentina, y específicamente en la Patagonia.

Por su singularidad, es el animal emblemático del escudo nacional chileno, lo cual no significa que corra menos riesgo que el resto de los nativos que habitan zonas silvestres del mundo. La caza indiscriminada y la constante destrucción de su hábitat son las causas que han generado que hoy queden unos dos mil ejemplares vivos entre ambos países. Debido a esta realidad, fue calificado como especie en peligro de extinción en 1976 en Chile, y en Argentina declarado Monumento Natural Nacional en 1996. Estas dos clasificaciones garantizan -en el marco legal- la protección a su entorno, además de prohibir definitivamente su caza.

huemul_la_sombra_de_una_especie-730353702-large

Para llevar a cabo su conservación, diversos grupos de personas organizadas en Ong’s, fundaciones, empresas, artistas, entre otros, trabajan constantemente. En 2014 se estrenó la película-documental “El Huemul: la sombra de una especie”, una producción que se grabó durante todo el 2013 en  distintas zonas de Argentina y Chile, retratando el ciclo vital que recorren para sobrevivir.

“Promover la conservación del huemul como proyecto binacional, apunta directamente a lo educativo o mejor dicho a la falta de educación y a la falta de compromiso del mundo. Nosotros no tenemos un depredador natural, por lo tanto no tenemos noción de equilibrio y es por eso que más del 90% de la humanidad no entiende de conservación, medio ambiente, calentamiento global, efecto invernadero, desertificación, y millones de etcéteras más”

Señaló Diego Canut, director de la película, en relación a la motivación que le llevó a grabar al huemul.

El fundamento: 

Es el amor el sentimiento primero que le da origen a muchas formas de vida en nuestro planeta. Para los animales no es diferente y en este filme podemos observar cómo al encontrarse nuestro amigo huemul llamado Nehuen con Sayen gracias a su olor, comienzan el ciclo reproductivo que es el que determinará la existencia de su especie en la Tierra.

Nehuen y Sayen iniciarán un recorrido que comenzará con la clásica conquista, y seguirá con el camino a la sobrevivencia, ya que además de sortear las trampas de la naturaleza, los huemules hoy en día deben enfrentarse constantemente a la serie de cambios que sus hábitats están experimentando.

Luego de llegar hasta cierta altura de la cordillera, o en el caso de la Patagonia, hasta tierras más australes, los huemules se reunirán en pequeños grupos para buscar un lugar que les permita alimentarse en época de invierno y protegerse de las temperaturas más extremas. En esta época es, además, cuando más hambrientos y débiles estarán, y si no han guardado la suficiente energía durante el verano, correrán el peligro de morir. Asimismo el resto de animales depredadores que estarán alertas a la aparición de estos herbívoros y de quien se buscará proteger a los más pequeños como Tahiel, el hijo que ya habrán engendrado Nehuen y Sayen.

La producción:

Para crear este documental, su director Diego Canut se inspiró en las producciones de Nat Geo. Su objetivo fue acercarse a la producción de largometrajes de vida silvestre, uno de sus sueños profesionales más profundos.

10659087_10203388724413779_7209588563135578440_o
Diego Canut grabando.

“Soy obstinado y creo que ahí encontré más fuerzas para logar lo que hasta yo creí que iba a ser imposible: filmar al huemul que está por desaparecer, mostrando el ciclo reproductivo completo a través de una ficción, una relación de amor entre Nehuen y Sayen”, cuenta el director, enfatizando que nada puede ser imposible cuando uno se pretende lograrlo.

Además, Canut relata a Endémico que se fijó en este animal hace unos 15 años, cuando estuvo en el Parque Nacional de Los Alerces, en Chubut, Patagonia Argentina. Fue allí que sintió de inmediato que debía hacer algo para promover su conservación, pues así lograría concretar su vocación hacia la naturaleza. “Quise ser biólogo, marino y astronauta. Hoy vuelo por las nubes siendo diseñador de imagen y sonido y apunto mis proyectos a la conservación y medio ambiente. Sin ser biólogo o astronauta, puedo aprender a serlo, puedo imaginarme serlo y por sobre todas las cosas puedo hacerlo”, cuenta.

11050114_10205316761973513_2721872978281680191_o

Para grabar el documental, buscó apoyo en distintas organizaciones, y finalmente se encontró con Rodrigo Lopez Rübke, escritor del libro «Los últimos senderos del Huemul» e integrante de la ONG Aumen. Ambos se conectaron de inmediato cuando Canut le confesó haber usado su libro como una biblia para la investigación previa sobre el animal.

Y López, al conocer su proyecto, decidió apoyarlo de inmediato. Fue así como en diciembre de 2012 firmaron un contrato de coproducción (entre Aumen y AngelitoCruzDiablo). En marzo de 2013 empezaron a grabar. El 15 de diciembre de 2014 la estrenaron por primera vez  en Argentina y luego en varias salas  en distintas provincias de ambos países.

Finalmente, cuando llega la hora de dar su opinión respecto al estado de la conservación del huemul, Diego dice «creo que hace falta mucho presupuesto para garantizar su preservación. Ejemplo claro nuestros amigos de Huilo Huilo (reintroduciendo huemules en hábitats naturales). Eso se hizo con mucho amor, pero también con muchas lucas. Muchísimas. No solo interviniendo capitales económicos o humanos de Chile, sino que del mundo también. Ahora lo que me parece muy loco es que hayan diferencias entre públicos y privados, entre acá y allá, entre ellos y aquellos, hablando todos de la conservación del huemul. Creo que no se trata de buscar una verdad, creo que se trata de llegar a acuerdos comunes entre todos y dilucidar lo mejor para el huemul».

Por este mismo motivo, «El Huemul: la sombra de una especie» es una realización que enmarca al animal en un entorno único, carente de los límites que usamos los seres humanos. Somos nosotros finalmente los que hemos causado daños irreparables para su hábitat y quienes intentamos remediar esta situación.

Para conocer más sobre este documental que pretende educar sobre la vida del huemul, te invitamos a revisar su página web.

558003_693792383965317_287084105_n