Residencia RADICANTE: Navegar el Estrecho en el año cero

Por Sandra Ulloa y Nataniel Álvarez, de Liquenlab

En la terminología botánica, Radicante se aplica a aquellas plantas cuyos tallos emiten raíces en diferentes puntos de su longitud.

Esta residencia nace a partir de una búsqueda del habitar y experimentar la figura del Radicante, cuyas raíces crecen según su avance y se desarrollan en función del suelo que lo recibe.

Hace tres años que dimos inicio a una serie de navegaciones por el Estrecho que une ambos océanos, el Pacífico y el Atlántico. Cada ruta fue distinta y se dibujó en conjunto a la expertise de una tripulación que ha navegado sus aguas desde hace mucho tiempo.

Fuimos afortunados de tener la libertad de disponer de la embarcación Marypaz II, para navegar hacia donde nuestra curiosidad nos guiara. Nuestro interés estaba en explorar el Estrecho en toda su inmensidad.

Ya son tres años realizando RADICANTE, navegando por los canales que nacen desde el Estrecho y que otorgan la posibilidad de conocer los imponentes sitios que enmarcan esta expedición/residencia, en constante movimiento.

Los artistas navegaron cinco días por el Estrecho de Magallanes en IV edición de Residencia Radicante, la cual se repetirá este año. © Liquenlab 

Navegar un nuevo Estrecho

Desde el inicio de Radicante, nos hemos propuesto una ruta diferente cada vez. Por eso, en esta última oportunidad, optamos por navegar a través del Canal Magdalena, un impresionante cauce fueguino que avanza hacia el sur del estrecho de Magallanes hasta acceder al parque nacional Alberto de Agostini, donde caen varios glaciares de Campo de Hielo Patagónico Sur.

Los Radicantes son expuestos a un viaje, que pensamos, es transformador. El zarpe comienza en una bahía en calma rodeada de la arquitectura propia de la ciudad de Punta Arenas, para luego alejarse hacia el este. Al rato abandonamos esa quietud por el omnipresente viento del oeste… siempre es interesante buscar en su aparente tono monocorde otras monodias, otras voces, volver a escuchar.

Entre los puntos clave visitados, estuvieron los fiordos Martínez, Keats, el glaciar Navarro, glaciar Serrano y glaciar Escondido, entre otros hitos. © Liquenlab 

La Marypaz II es pequeña, una embarcación de pesca adaptada para realizar expediciones, de unos 15 metros de eslora aproximadamente, unos 13 menos que la Nao Victoria (la embarcación con que Hernando de Magallanes hizo el cruce del Estrecho en 1520), pero desde la primera vez que navegamos los laberintos acuosos del Estrecho salta a nuestra mente la singular tecnología de los Kawésqar. 7 mil años atrás, ellos se aventuraron por el sur del Golfo de Penas y el Estrecho en su propia nave, “la reina de las canoas americanas”, llamada así por lo singular de su construcción. Esta reflexión es algo que proponemos para la navegación.

En esta residencia buscamos que los Radicantes se conecten con estas aguas, alejándonos de la visión de “conquista” que tanto se celebra en las conmemoraciones de los 500 años de la circunnavegación y así proponer una nueva relación entre los Radicantes y lo no humano, lejos de la idea de dominio de un espacio determinado, sino más bien desde una actitud de observación profunda.

En la terminología botánica, Radicante se aplica a aquellas plantas cuyos tallos emiten raíces en diferentes puntos de su longitud. © Liquenlab 

Repensar el maritorio

Los nombres que los navegantes de la Colonia española otorgaron a estos lugares conforman una toponimia que habla de la total desconexión que experimentaron con este lugar: Isla Desolación, Puerto del Hambre y Bahía Inútil son solo algunos ejemplos de esta toponimia litoral que permite ver la imposibilidad de los conquistadores de entablar una relación con la naturaleza que no sea de sometimiento.

En esta residencia quisimos invitar a cada persona que se embarca a esta navegación, a repensar el maritorio y conectarse con los elementos que pueblan estos parajes, a dejar por unos días las ansias de producir y entregarse a la contemplación.

Este es un maritorio extenso, violento e impredecible, que ya fue navegado por ancestros que lo habitaron con una clara conexión con el territorio. Una más elevada, que les permitió sobrevivir durante miles de años en equilibrio con la naturaleza.

Tal como el escritor del extremo sur, Francisco Coloane, escribiera: “Lo que no hizo esa despiadada naturaleza en miles de años, lo hizo el hombre blanco”, en menos de un siglo…”

La experiencia navegable ocurre sobre una embarcación pesquera, adaptada para llevar pasajeros y es un espacio para la creación artística, pero también se concentra en la reflexión y el análisis crítico respecto a la circunnavegación de Hernando de Magallanes por el globo y las consecuencias de su llegada al continente. © Liquenlab 

Navegar desde los sentidos

La autora Andrea Wulf, en su libro, “La invención de la naturaleza”, sostiene que Humboldt concibió la tierra como un gran organismo vivo en el que todo estaba relacionado para así engendrar una nueva visión de la naturaleza. Decía también que era necesario medir y analizarla, pero también pensaba que nuestra reacción ante el mundo tenía que depender -en gran parte- de las sensaciones y las emociones.

Con ese ánimo invitamos a los seleccionados para la residencia a darle espacio a la experimentación de las emociones y sensaciones que despiertan estos líquidos laberínticos del Estrecho.

En este año 0, luego del arribo de muchas instancias de dolor y cambios profundos, salir a navegar por los fiordos del Estrecho que une a los dos grandes océanos no es solamente un regalo y una gran oportunidad para despertar, es también la opción de volver a empezar, de pensar en un nuevo mundo a partir de la transformación de nuestra propia consciencia.

Como escribiera la antropóloga Annette Laming durante sus expediciones en Patagonia occidental: “los hechos en última instancia pertenecen al mar y al viento”.

Sobre Residencia RADICANTE

La próxima convocatoria a la V edición de la Residencia Radicante será en Mayo 2021 y el tema será: Tema: ¿Es posible imaginar un nuevo mundo, desde el fin del mundo?

Las bases y la info la encuentra a través de: www.liquenlab.cl

Convocados a participar: Artistas de la Región de Magallanes y Antártica Chilena; artistas de Chile, artistas internacionales de diversas disciplinas.

Ruta: Estrecho de Magallanes

Formato: Residencia navegable

Días aproximados de la residencia: 3 a 6 días, en promedio.

© Liquenlab 

Sobre los Autores

Sandra Ulloa Mensing, Artista Visual y docente, desde el año 2004 co dirige el colectivo de arte “Ultimaesperanza” y el Encuentro Internacional de arte contemporáneo y Nuevos medios “LUMEN” en la Patagonia, es parte también de Liquenlab donde realiza la curatoría de exposiciones, charlas y talleres. IG @sandranebulosa

Nataniel Alvarez. Co fundador, junto a la artista Sandra Ulloa, de Liquenlab y el colectivo de arte «Ultimaesperanza»; en la ciudad de Punta Arenas. Artista visual, de formación autodidacta, que ha desarrollado diversos proyectos, explorando variados lenguajes como la ilustración, la animación y el vídeo; encontrando un espacio mucho mas afín con sus investigaciones, en el lenguaje de las artes mediales.

Sobre Liquenlab

Liquen-lab busca impulsar proyectos de creación contemporánea favoreciendo la relación entre arte y ciencia, utilizando la tecnología como medio exploratorio y expresivo. Liquenlab propone un modelo de aprendizaje y educación con talleres y residencias basados en el “HACER” dando importancia al proceso creativo y al trabajo colaborativo interdisciplinario.

 

 

0

Tu Carrito