Aves muertas o heridas en la playa: lo que debemos conocer