Sumak Kawsay y Küme Mongen: el verdadero sentido detrás del desarrollo comunitario

Por Natalia García-Huidobro 

Más de 190 países han adherido a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y se han puesto objetivos y metas en torno a la urgencia de satisfacer las necesidades del presente sin poner en riesgo los recursos de las generaciones por venir. El desarrollo sostenible es repetido cada vez con más frecuencia, en los más variados contextos, pero, ¿se comprende realmente lo que implica? ¿y cómo se asocia con la vida en comunidad?

Para explicarlo bien es posible recurrir a los conceptos Sumak Kawsay y Küme Mongen. Ambos ponen en el centro a las personas y la manera armónica con que éstas se vinculan con su entorno natural y espiritual. El Sumak Kawsay andino entiende el desarrollo desde la comunidad, pues en ésta se materializan las diferentes formas de solidaridad y de respeto hacia la naturaleza. El Küme Mongen mapuche implica actuar en función del bien común. Una muy buena síntesis para estos conceptos es la que nos dejó el año 2018 Joaquín de Tierra en su columna “Despertando por un Buen Vivir” en Endémico web: “Si tú estás bien, yo estoy bien. Si nosotros estamos bien, el entorno está bien. Si el entorno está bien, yo estoy bien.”

Juego de palín, Escuela Itinerante Mapuche Kimün de la Corporación Mapuche Newen en la región de la Araucanía.
Créditos: Marcela Melej @melej_fotografia

La Fundación Lepe tiene como misión fomentar el desarrollo comunitario sostenible, ya que tenemos la convicción de que son las comunidades locales las que mejor diagnostican sus problemáticas y visualizan sus oportunidades, y también son éstas las que mejor velan por su entorno. Cada día conocemos comunidades más conscientes y empoderadas en la búsqueda de un mayor bienestar, sin hipotecar su entorno y calidad de vida.

Los conceptos de Sumak Kawsay y Küme Mongen ponen en el centro a las personas y la manera armónica con que éstas se vinculan con su entorno natural y espiritual.

Es por eso que se creó el programa Fondo Común, un fondo concursable que busca potenciar proyectos comunitarios y colaborativos con financiamiento entre 10 y 30 millones de pesos, y con apoyo técnico y comunicacional. Entre los elementos centrales de Fondo Común, está la colaboración, como un modo de hacer posible, exitoso y más sostenible. En este fondo concursable buscamos apoyar organizaciones que tengan a la colaboración como metodología de trabajo, identificando diferentes actores que aporten desde herramientas diversas, competencias y posibilidades a la realización de sus proyectos. En una comunidad todas las personas tienen un conocimiento que pueden traspasar, así como todas las personas podemos aprender algo nuevo. Es así como se logra un mayor compromiso, un sentido de apropiación, los que a su vez son elementos necesarios para dar sostenibilidad a los proyectos en el tiempo.

“Aprender haciendo”, metodología que aplica la Escuela Itinerante Mapuche Kimün de la Corporación Mapuche Newen en la región de la Araucanía. ©Marcela Melej M.

Por otra parte, apoyamos proyectos comunitarios, es decir, que sean idealmente ejecutados por la misma comunidad o que ésta sea parte activa en la definición del problema, en la búsqueda de las soluciones y/o en la implementación de las mismas. Nuestro objetivo es que el proyecto, en la temática que sea, fortalezca los vínculos de esa comunidad, genere más confianza mutua y respeto entre las personas, y sea la semilla para nuevos proyectos comunitarios en la búsqueda de una mejor calidad de vida para todos y todas. Al basarse en el Bien Común los beneficios son para la comunidad por sobre beneficios personales o intereses particulares.

Los 16 proyectos que hemos apoyado hasta hoy, impulsados por organizaciones muy distintas entre sí, por ejemplo, juntas de vecinos, comités ecológicos, fundaciones, centros culturales, asociaciones indígenas, entre otros; en temáticas también muy distintas entre sí, como agricultura familiar campesina, senderismo inclusivo, circo social, recuperación de tradiciones culturales, educación medioambiental, patrimonio alimentario, comercialización asociativa; y en territorios muy disímiles  lo largo de todo Chile, nos han demostrado que es el desarrollo comunitario sostenible es posible, que está sucediendo y que tenemos un papel que cumplir en seguir visibilizándolo para crear conciencia e inspirar a más organizaciones a seguir ese camino.

Festival de murales Barrio La Victoria, Marzo 2020. Organizado por PAC Gol Fútbol Callejero. Comuna de Pedro Aguirre Cerda.
Créditos: Diego Sandoval @diegosn.foto

Sobre la Autora

Natalia García-Huidobro es historiadora y directora ejecutiva de Fundación Lepe desde el 2017. Hoy se encuentra abierta la tercera convocatoria de Fondo Común que busca potenciar proyectos comunitarios, colaborativos y que trabajen por el Bien Común.

Sobre Convocatoria Fondo Común

Fundación Lepe abre nueva convocatoria para la tercera versión de Fondo Común, que entregará financiamiento, apoyo técnico y comunicacional a 8 proyectos comunitarios y colaborativos que se estén ejecutando dentro de Chile. Entre los requisitos está tener al menos 12 meses de ejecución al momento de la postulación y que puedan demostrar previos resultados exitosos.

Estos proyectos pueden ser gestionados por organizaciones formales o informales y deberán identificar claramente la problemática social y desafío que están abordando, dando cuenta de los beneficios que estos logran.

El apoyo de la Fundación se entregará a partir de enero del 2022 con un monto mínimo de $10.000.000 y un máximo de $30.000.000, y los proyectos deben tener entre 12 y 24 meses de duración.

Se evaluará a los proyectos que postulen hasta llegar a 16 preseleccionados, los que serán visitados en sus comunidades para elegir finalmente a 8 proyectos ganadores. Para postular haz click acá.

POSTULACIONES HASTA EL 16 DE JUNIO

Imagen de portada: Fidela Treca, presidenta de la Asociación Indígena de Apicultores Pewenche de Callaqui, en la comuna de Alto Biobío. Créditos: Marcela Melej @melej_fotografia

Cosecha de miel Asociación Indígena de Apicultores Pewenche de Callaqui, en la comuna de Alto Biobío.
Créditos: Marcela Melej @melej_fotografia

 

 

 

 

 

 

0

Tu Carrito