Eterno Retorno: tercera convocatoria de residencias artísticas Toda la Teoría del Universo

El Centro Cultural Toda la Teoría del Universo (TTU) extiende la nueva convocatoria a la tercera edición de residencias en el Biobío, cerrando postulaciones el 6 de septiembre. Esta invitación está dirigida a personas y colectivos de todo el continente, teniendo como base la curatoría del Eterno Retorno, un llamado a residir desde las diversidades culturales, tecnológicas, ecosistémicas y temporales que suscita el territorio.

 

Las residencias se realizarán desde el 29 de noviembre hasta el domingo 16 de enero, y el llamado es para habitar tres territorios en Chile: “La ciudad como dispositivo tecnopoético”, que se realizará en Concepción; “Relaciones marítimas territoriales” en Caleta Entre Túneles, ubicada en Lota/Colcura, y “Fluvialidad, paleocauces y neotrópicos” © TTU.

Futurologías de los Ecosistemas

Durante los primeros meses del 2021 tuvo lugar el segundo proyecto de residencias de TTU, desarrollado bajo la curatoría de “Futurología de los ecosistemas”. En esa ocasión se invitó a los residentes a explorar prácticas, que a través del arte y las tecnologías, permitieran abrir posibilidades ante las crisis socioambientales de la región. Como base, se trabajó desde Casa Trewa, ubicada en medio de Lota y Colcura, y en Casa 916, un espacio cultural independiente asentado en Concepción. Los proyectos ejecutados fueron “Laboratorio de radiocicletas” por Federico Gloriano (Argentina); «Red trófica cósmica» de Jan Araujo (Brasil) ; y “Des-vía, tránsitos rizomáticos” de Josefina Abara (Chile).

Estos proyectos, desarrollados en paralelo, fueron trazando rutas que no solamente vinculan al territorio con las comunidades y las problemáticas que enfrentamos en el presente, sino que expanden derivas entre seres vivientes, máquinas y diversos actores humanos que se vinculan en estos cruces. De esta manera, se advierte una cartografía efímera y más-que-humana, compuesta por cosas y seres. Así, artefactos, pescadores, trabajadores del tren que transporta madera de la industria forestal, humedales y cuerpos de agua urbanos, una agrupación de repartidores de Ubereats, una crew de grafiteros, investigadores socioculturales, bicicletas y desechos electrónicos, ruinas postindustriales, un grupo de ceramistas, arcillas y materialidades locales, activistas ambientales y guías de interpretación ambiental, se entramaron a través de conversaciones, laboratorios, talleres, caminatas, viajes en bote y redes sociales. Como un gran work in progress que usa la residencia como excusa para enfocar una serie de propuestas desde estas intersecciones en una mirada tecnopoética.

Los proyectos no solamente vinculan al territorio con las comunidades y las problemáticas que enfrentamos en el presente, sino que expanden derivas entre seres vivientes, máquinas y diversos actores humanos que se vinculan en estos cruces. Residencia Concepción © TTU.

Estas relaciones se expresan en las distintas singularidades de los proyectos. En “Laboratorio de radiocicletas”, el acoplamiento de artefactos radiofónicos con bicicletas y basura electrónica, manifiesta la relación dialéctica que hemos incorporado con el mundo de los objetos, atrapados en el dualismo de mercancía o basura. Así, la epistemología de la inmundicia da cuenta de los desechos materiales como algo opuesta a lo bello manifestando la negación de existencia en nuestro mundo de aquellos objetos in-mundos. La eterna promesa de lo nuevo, enmarcada en la tecnología, no nos permite detenernos en aquellos objetos arrojados a la obsolescencia y la desolación. Así, este taller, constituido como un laboratorio ejecuta una acción radiofónica en una bicicleta como una forma de visibilizar los derechos de los repartidores de empresas multinacionales como UberEats o Rappi, pone en diálogo no solo los derechos de los trabajadores informales de las economías digitales, también permite relacionar un subtexto entre ciudad, mercancía y basura. En palabras de su autor Feredico Gloriani “La basura deja de ser basura para convertirse en mercancía, o bien, la basura es mercancía aun siendo basura”.
Taller en el marco del proyecto “Laboratorio de radiocicletas” de Feredico Gloriani. © TTU.

En el caso de “Red Trófica Cósmica”, Jan Araujo plantea un recorrido donde la relación entre tecnología y naturaleza radica en caminatas grupales, o en técnicas naturalistas como la identificación y recolección de especies para distintos usos; alimento, desarrollo de otra, u otros. Estas reconfiguraciones de afectos en torno al territorio busca pensarse desde el presente que pueda sobrepasar la idealización de un pasado idílico y el asedio de un futuro disópico, rearticulado el presente a través de prácticas artísticas comunitarias que engloban tanto a los humanos como al entorno cohabitado. El arte en este punto es capaz de construir mundos (cosmogonía) rompiendo divisiones entre naturaleza y cultura a través de los artefactos desarrollados y de un ejercicio planteado desde la tecnodiversidad, abriéndose a subjetividades transindividuales entre seres humanos y no-humanos.

Al abordar la cerámica como un contenedor de continentes, Jan configura una serie de vasijas que hablan del cuidado de la tierra, evocando prácticas regenerativas que se encuentran al extremo opuesto del monocultivo regente en el Biobío. En este sentido, la ciudad de Concepción, visualizada como una maquinaria social ajena a sus ecosistemas aledaños e internos, es revisada en sus inseparables vínculos con aquello que aparentemente se encuentra distanciado de lo humano; la naturaleza. Reflexionando ya no desde la distancia, si no que desde las redes que nos vinculan con los humadales humanos, cerros  y cuerpos de agua, la residencia de Jan recorrió la reserva de Nonguén, el humedal Rocuant-Andalien, la península de hualpén y los cerros que bordean la ciudad.

La residencia de Jan recorrió la reserva de Nonguén, humedales y cerros que circundan la ciudad de Concepción. Ecosistemas de Nonguén. © Jan Araujo. 

En estas extrapolaciones, es posible pensar el proyecto Des-via, tránsitos rizomáticos, como una serie de técnicas territoriales en la búsqueda de caminos alternativos al extractivismo, evocando vías lentas, espirales y deformadas que fueron recorridas mediante relaciones colectivas afectivas y comunitarias en la caleta Entre Túneles, ubicada entre Lota y Colcura. Estas fricciones exploran las posibilidades de desaprender paisaje extractivos, partiendo desde la base que este proceso de desaprendizaje comunitario en la caleta Entre Túneles es previo al proceso de residencias, siendo una respuesta orgánica y vecinal ante la necesidad de desindustrializar la geografía.

Convocatoria 2021-2022: Eterno Retorno

“Como las olas en el mar, que se repiten según el ritmo del océano y el viento, el retorno eterno es más que la promesa de que todo tiempo se reitera. Es el ciclo dialéctico de la naturaleza, con sus propios puntos de repetición, que la vuelven distintiva en su vaivén pero similar en sus formas.” (TTU)

© TTU.

 

Para esta nueva convocatoria, se busca mantener los ejes bases de residencia, con el objetivo de explorar otras artistas desde las estrategias culturales y tecnológicas, manteniendo la convocatoria para tres proyectos en tres territorios distintos.  En el caso de Concepción, bajo el llamado de “La ciudad como dispositivo tecnopoético”, se abre un planteamiento sobre cómo las ciudades funcionan como antiguas tecnologías sociales, económicas y administrativas de lo viviente, especialmente en este contexto de la digitalización del cotidiano.

En el caso de la Caleta Entre Túneles, ubicada a medio camino de Lota y Colcura, se llevará a cabo la residencia “Relaciones marítimas territoriales”, en donde se buscan proyectos que reflexionen en torno al territorio y extractivismo, retomando prácticas basadas en la microescala y las posibilidades que puede significar para humanos como para el medio ambiente. La tercera residencia será en Cañete, bajo el nombre de “Fluvialidad, paleocauces y neotrópicos”, apelando a la biogeografía a los pies de Nahuelbuta, que contiene una poderosa historia fluvial. Cabe destacar que entre Lota y Cañete es claramente observable la industria forestal no solo como un modo de producción económica, si no también como una maquinaria uniformadora de cultura, paisajes y territorios.

«La selva húmeda, reserva de la biodiversidad, guarda códigos biotecnológicos que han visto pasar a lo largo del flujo temporal los movimientos humanos y no humanos, actualmente amenazados por el monocultivo, la contaminación, los rellenos urbanos y toda aquella obtusa intervención de la humanidad» (TTU).

___

Las residencias se realizarán desde el 29 de noviembre hasta el domingo 16 de enero, y el llamado es para habitar tres territorios en Chile: “La ciudad como dispositivo tecnopoético”, que se realizará en Concepción; “Relaciones marítimas territoriales” en Caleta Entre Túneles, ubicada en Lota/Colcura, y “Fluvialidad, paleocauces y neotrópicos”, que se llevará a cabo en la localidad de Cañete.

La convocatoria, que se extenderá hasta el 6 de Septiembre, destaca que para este año existe un cupo disponible para la aplicación duplas, lo que se considera en las bases disponibles en la web https://todalateoriadeluniverso.org/convocatoria-residencias-eterno-retorno-retorno-eterno/

Allí también se dará a conocer el resultado de los proyectos seleccionados a finales del mismo mes.

Consultas al correo todalateoriadeluniverso@gmail.com

Facebook: Toda la Teoría del Universo

Instagram: _todalateoriadeluniverso

Twitter: @todalateoria

0

Tu Carrito